Público
Público

Los suplentes se entrenan en presencia de Villar, después de ganar la semifinal

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España volvió hoy a la actividad tras el triunfo anoche contra Bielorrusia con una sesión de recuperación en el spa para los titulares y los jugadores que entraron en la segunda parte y entrenamiento para los suplentes, al que asistió Ángel María Villar.

Como ha sido habitual en todo el torneo después de un partido, el seleccionador Luis Milla ordenó que los titulares que consiguieron el pase a la final tras una remontada agónica se trasladasen con los fisioterapeutas a un spa en la cercana localidad de Herning.

Varios jugadores como Thiago acabaron la semifinal con problemas musculares, mientras que el agotamiento era evidente en hombres como el capitán Javi Martínez. De ahí que la recuperación sea un aspecto fundamental para el partido decisivo.

A los titulares se unieron Bojan, Capel y Jeffrén, los tres suplentes que entraron contra Bielorrusia y que tuvieron un papel decisivo en la prórroga para culminar el triunfo español.

Los nueve jugadores restantes se desplazaron a los campos de entrenamiento de Silkeborg, donde realizaron durante una hora ejercicios con balón y jugadas ensayadas, para finalizar la sesión con un partidillo y lanzamientos desde el punto de penalti.

El presidente de la Real Federación Española de Fútbol, Ángel María Villar, presenció el entrenamiento sentado en uno de los banquillos.

Y el director deportivo de la Federación Española de Fútbol, Fernando Hierro, se puso el chándal para entrenar con el equipo, por una apuesta que había realizado con Milla en caso de que España alcanzase la final, que jugará este sábado contra Suiza.

Después de la comida, la selección descansará por la tarde, con el objetivo de retomar fuerzas para la final.