Público
Público

Suplir carbohidratos con frutos secos mejora control de diabetes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Amy Norton

Reemplazar el "muffin" diariocon uno o dos puñados de frutos secos ayudaría a los diabéticosa controlar mejor el azúcar en sangre y el colesterol.

Un equipo halló que cuando personas con diabetes tipo 2reemplazaban algunos carbohidratos habituales con media tazadiaria de frutos secos, los niveles de glucosa y colesterol"malo" disminuían levemente en tres meses.

En cambio, eso no ocurrió en los que reemplazaron loscarbohidratos habituales con un "muffin" de harina de trigointegral por día.

Según aclaran los autores en la revista Diabetes Care, estono significa que los frutos secos son la clave para controlarla diabetes.

"Hay que concentrarse en la alimentación y el estilo devida. Los frutos secos pueden ser parte de una dietasaludable", dijo el coautor Cyril W.C. Kendall, de laUniversity of Toronto, en Canadá.

Y agregó: "Tienen mucha grasa, pero ahora sabemos que essaludable", al referirse a las llamadas grasas insaturadas,asociadas con una reducción del riesgo de desarrollarenfermedad cardíaca y otros beneficios para la salud.

Aun así, los frutos secos aportan muchas calorías y losdiabéticos deberían agregar apenas un puñado a la dietahabitual, insistió Kendall. "Podrían reemplazar tentempiés notan saludables", añadió.

El equipo de Kendall dividió al azar a 117 adultos condiabetes tipo 2 en tres grupos: uno consumió frutos sexos sinsal en lugar de los carbohidratos habituales; el segundoreemplazó esos carbohidratos con "muffins saludables" de harinade trigo integral y sin azúcar agregada.

El tercer grupo combinó la mitad de los frutos secos y lamitad del muffin integral.

El primer grupo ingirió la mitad de una taza de frutossecos por día (475 calorías).

A los tres meses, el grupo había logrado una reducción del0,2 por ciento en la hemoglobina A1C, un indicador del controldel azúcar en el largo plazo.

El cambio fue pequeño, consideró Kendall, al compararlo conlo que se considera una mejoría "clínicamente significativa"del control del azúcar en sangre. Pero agregó que losparticipantes estaban bajo tratamiento farmacológico y tendíana tener un buen control de la diabetes.

"Por lo tanto, es un beneficio adicional al que obtenemoscon los medicamentos", explicó.

En cuanto al colesterol, el nivel promedio del LDL o "malo"disminuyó de 97 a 89 mg/dL. (Se considera óptimo un nivel pordebajo de 100 mg/dL). Eso no ocurrió en los otros dos grupos.

Se desconoce por qué el grupo tratado sólo con frutos secosobtuvo estas mejorías en los niveles de glucosa en sangre ycolesterol LDL. Para Kendall, se debería a las grasas monoinsaturadas de los frutos secos, como las nueces.

"Pero también poseen proteína, algo de fibra y algunospolifenoles", agregó. Los polifenoles son antioxidantespresentes en una gran variedad de alimentos de origen vegetal.

Lo importante para los diabéticos, dijo Kendall, esrecordar que la alimentación u otros hábitos, como el ejercicioregular, son importantes. "La dieta es clave, aun cuando seestén tomando medicamentos", manifestó.

A quienes no les gusten los frutos secos, existen otrasfuentes de grasa monoinsaturada, como el aceite de oliva y lapalta. Aunque el estudio no se ocupó de esos productos, Kendallopinó que sería una decisión inteligente reemplazar algunoscarbohidratos con esas grasas.

FUENTE: Diabetes Care, online 29 de junio del 2011