Público
Público

La supremacía del color puro de Vlaminck llega a Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Si uno quiere darse un paseo lleno de vida para dejar atrás el invierno, puede hacerlo con una visita a la exposición "Maurice de Vlaminck, un instinto fauve" en las salas madrileñas de Caixa Forum, donde se expondrá desde el miércoles la obra de uno de los máximos representantes del fauvismo.

La obsesión por el color puro y, sobre todo, la idea de no mezclar y utilizar los colores tal cual eran, es lo que se ve reflejado en las obras de Vlaminck, que integró el breve movimiento artístico de principios del siglo XX.

Entre 1904 y 1908 Henri Matisse, André Derain y Vlaminck protagonizaron una revolución artística del color, con la que buscaban expresar su estado de ánimo, exagerando facciones, vestimentas y actitudes en sus bodegones, paisajes y retratos para llegar a la llamada supremacía del color puro.

Todo empezó con la amistad entre Derain y Vlaminck, que compartieron estudio en París, en el valle del Sena, paisaje que el artista utilizó para desarrollar su capacidad artística después de un tiempo en el que sobrevivió escribiendo novelas eróticas.

"Lo que en la sociedad sólo podría haber hecho arrojando una bomba, he intentado hacerlo en la pintura utilizando colores puros, tal y como salen del tubo. De esta forma, he satisfecho mi voluntad de destruir, de desobedecer, para recrear un mundo sensible, vivo y liberado, decía el propio autor", según Maïthé Vallès-Bled, comisaria de la muestra.

La primera exposición de fauvismo, que tomó su nombre de 'fauve' ( fiera en francés), fue en 1905 en el Salon d´Automne, y los artistas se ganaron el nombre gracias a la descripción del crítico de arte Louis Vauxcelles, que comparó las obras de la muestra con la obra del león sobre el antílope de Henri Rousseau.

La exposición cuenta con 80 obras y una decena de jarrones y platos de cerámica pintados, resultado de la colaboración entre el artista y André Metthey, además de una serie de esculturas africanas y oceánicas, de su colección privada, y podrá visitarse hasta el 7 de junio.