Público
Público

El Supremo obliga a Merino a declarar "voluntario" mañana

Rechaza la petición de aplazamiento presentada por su abogado para ir a Miami

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tribunal Supremo se ha mostrado inflexible. Ayer declaró que 'no ha lugar' a aplazar la declaración del diputado del PP Jesús Merino, como imputado provisional en el caso Gürtel, pese a que su defensa lo había solicitado al coincidir con un viaje al extranjero de su letrado por otra causa penal que se sigue en la Audiencia Nacional.

Fuentes del Alto Tribunal explicaron que el instructor de la causa, Francisco Monterde, ha rechazado la petición de aplazamiento, al entender que Merino puede ser representado por otro abogado del bufete en la comparecencia fijada para mañana. El catedrático Luis Rodríguez Ramos había aportado al Supremo los billetes del viaje que tenía previsto realizar a Miami entre los días 23 y 24 por el caso Sintel.

Jesús Merino al igual que el senador y tesorero del PP, Luis Bárcenas, que comparecerá hoy ante el juez Monterde solicitó declarar voluntariamente para tratar de negar los indicios que le relacionan con el cobro de distintas cantidades del grupo de empresas de Francisco Correa.

El juez Baltasar Garzón cifró lo percibido por Bárcenas en 1.353.000 euros, mientras que los distintos informes fiscales existentes en el procedimiento difieren a la hora de cuantificar lo presuntamente percibido por Merino. La horquilla se mueve entre los 50.000 y los 270.000 euros, al existir la posibilidad de que las primeras cantidades hayan prescrito. Al aceptar la competencia para investigarlos, el Supremo dijo ver indicios de la existencia de delitos fiscales y de cohecho contra ambos.

Tras escuchar las explicaciones con las que tanto el senador como el diputado tratarán de desvincularse de la trama de corrupción, el magistrado Monterde decidirá si insta el suplicatorio con el que las Cámaras a las que pertenecen deben autorizar su investigación.

La Fiscalía ya ha pedido dos veces al Supremo que realice este trámite, porque sin esta autorización no puede abordarse ningún tipo de investigación de miembros de las Cortes. Por eso declararán bajo la figura de 'imputados provisionales' y previsiblemente no se les impondrán medidas cautelares.