Público
Público

El Supremo pide al fiscal que opine sobre los documentos aportados por el Santander

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tribunal Supremo (TS) ha dado 5 días de plazo al fiscal y a las partes personadas en la querella contra el juez Baltasar Garzón por los ingresos que recibió durante su permiso académico en Nueva York para que formulen sus alegaciones tras recibir la documentación que ha aportado el Banco Santander.

Así lo ha acordado la Sala de lo Penal del TS en una providencia, a la que ha tenido acceso Efe, firmada por el presidente de esta sala, Juan Saavedra, y los magistrados Andrés Martínez Arrieta, Julián Sánchez Melgar, Manuel Maza y Miguel Colmenero.

El pasado lunes, el Santander remitió al Alto Tribunal los datos que le había solicitado, entre ellos varias cartas del juez de la Audiencia Nacional al presidente de la entidad bancaria, Emilio Botín, en la que el primero le agradece a éste el patrocinio de sus conferencias en la Universidad de Nueva York.

El TS pidió dicha información tanto al Santander como a la citada Universidad antes de decidir si admite o no a trámite la segunda querella por estos cobros que ha sido interpuesta por los abogados Antonio Panea y José Luis Mazón.

"Oido in voce al magistrado ponente (Miguel Colmenero) y antes de acordar lo demás que proceda", indica la providencia, en la que el TS ha dado traslado de la documentación aportada por el Santander al fiscal y a las partes y les da cinco días de plazo "a fin de que insten lo que a su derecho convenga".

Panea y Mazón sostienen que Garzón gestionó y obtuvo 302.000 dólares del Banco Santander para el patrocinio de sus conferencias y la escolarización de su hija y después intervino en una querella interpuesta contra los responsables de este banco en el proceso penal por las "cesiones de crédito", que no admitió a trámite.

Según fuentes jurídicas, la Fiscalía informó al TS a favor de que la Sala de lo Penal no investigue este asunto al entender que los hechos denunciados son los mismos que los de la primera querella , que fue archivada por el Supremo el pasado mes de marzo.

Por su parte, Garzón negó ayer que gestionara o administrara los fondos que destinó el Grupo Santander para el patrocinio al Centro Rey Juan Carlos I de la Universidad de Nueva York y aseguró que sus ingresos no procedieron de los mismos.

En un comunicado, el juez subrayó que los cursos fueron organizados "aprovechando" su estancia en la ciudad estadounidense y cuya retribución se efectuó "con cargo a las dotaciones presupuestarias ordinarias" de la Escuela de Leyes y de la Cátedra Juan Carlos I.