Público
Público

El Supremo de Venezuela está parcializado por Chávez, según HRW

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El Tribunal Supremo de Venezuela está parcializado por el Gobierno del presidente Hugo Chávez, dijo el jueves el directorpara las Américas de Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, quien recomendó revisar la designación de varios magistrados.

La organización de defensa de los derechos humanos con sede en Nueva York denunció que en el país no existe separación de poderes y apuntó enparticular a los 12 magistrados electos en 2004 por mayoría simple del Parlamento, ampliando las plazas de 20 a 32, y consideró que su participación esdecisiva para favorecer al Gobierno.

"Hemos revisado lo que ha sido el récord del Tribunal Supremo y nuestra conclusión es que (...) busca excusas, busca maneras de dilatar decisiones,sacarle el cuerpo a los problemas", dijo Vivanco durante la presentación del informe sobre los casi 10 años de Gobierno de Chávez.

Según HRW, la revisión de la jurisprudencia indica que el cambio de 2004 neutralizó el Poder Judicial y constituye la más grave violación del estado dederecho en Venezuela desde la breve defenestración del mandatario en 2002.

Entre las decisiones criticadas se encuentra el respaldo a las inhabilitaciones políticas de la Fiscalía que impiden la participación de políticos,especialmente opositores, en las elecciones regionales aunque no cuenten con sentencia penal, sino que tienen investigaciones o sanciones administrativas.

Vivanco se mostró desesperanzado en que la situación se supere en de manera inmediata argumentando que la Asamblea Nacional se encuentradominada por el "oficialismo" y que sólo se lograría con un nuevo Parlamento en la nación que calificó como polarizada, dividida y democráticamentedebilitada.

"Es particularmente serio el debilitamiento sistemático y creemos deliberado por parte del Gobierno del presidente Chávez de las institucionesdemocráticas", dijo.

ENFRENTAMIENTO CON WASHINGTON

El informe, titulado "Una Década de Chávez: Intolerancia política y oportunidades perdidas para el progreso de los derechos humanos en Venezuela",se produce dos días después de que Estados Unidos dejase a Caracas en la lista de los países que no han avanzado suficiente en la lucha contra elnarcotráfico.

En medio de las frecuentes tensiones diplomáticas entre ambas naciones, enfrentadas ideológicamente, Venezuela expulsó al embajador de Washingtonen Caracas en apoyo a la medida similar de Bolivia.

La Paz señaló al emisario de la Casa Blanca de fomentar las violentas protestas que han sacudido al país. Estados Unidos expulsó también a losrepresentantes de Caracas y La Paz en su país.

El informe de HRW asegura que existe un amplia discusión pública en los medios de comunicación frente a la "revolución socialista" del militar retiradoque llegó al poder en 1999. Sin embargo dijo que se promueve la autocensura al incrementar las penas por delitos de opinión.

Adicionalmente, denunció una discriminación política contra los adversarios de Chávez y de sindicatos por causa de ideología política y elenfrentamiento del oficialismo con grupos de derechos humanos.

Venezuela ha rechazado en repetidas ocasiones los críticos informes de la organización, calificándola como un instrumento del "imperio"estadounidense.

/Por Patricia Rondón Espín/.*.