Público
Público

Surgen dudas sobre el acuerdo para salvar Alitalia porque no cuenta con el apoyo de los pilotos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La aplicación del acuerdo marco logrado entre el Gobierno, la Compañía Aérea Italia (CAI) y los sindicatos mayoritarios del país para salvar la aerolínea Alitalia ha sido puesta hoy en duda por los pilotos y los asistentes de vuelo, ya que no se ha contado con ellos.

El acuerdo marco sobre el plan industrial fue alcanzado anoche y hoy se han conocido sus principales detalles, entre ellos el recorte de unos 3.000 empleos.

Pero los sindicatos sectoriales, especialmente los de pilotos, asistentes de vuelo y personal de tierra de Alitalia, han definido ese acuerdo marco como "papel mojado" debido a que no se les tiene en cuenta.

Centenares de afiliados a esos sindicatos se manifestaban hoy a las 18.00 hora local (16.00 GMT) ante las puertas del Palacio Chigi, sede del Gobierno, donde estaba prevista en principio la firma de ese acuerdo marco.

Las protestas de los trabajadores de Alitalia se sucedían entre noticias confusas acerca de una convocatoria por parte del Gobierno para escuchar hoy a los sindicatos de pilotos y el abandono de la firma del acuerdo marco por parte de una o dos de las principales centrales sindicales que lo habían avalado ayer.

"El Ejecutivo ha elegido un camino singular, dialogar con las confederaciones que representan a categorías de trabajadores que suponen el 15 o el 20% de Alitalia", dijo Fabio Berti, presidente de la Asociación Nacional de Pilotos de Aviación Comercial (ANPAC).

Berti añadió que los pilotos "no compartían" el acuerdo alcanzado por el Gobierno, los sindicatos mayoritarios del país y CAI.

El presidente de ANPAC aseguró, además, que "la tensión es altísima, porque es la primera vez en la historia que los pilotos estamos fuera de unas negociaciones tan importantes".

Otro portavoz sindical, Andrea Cavola, del SDL, representante sobre todo del personal de tierra, consideró "irresponsable" la firma esta noche del acuerdo marco y advirtió que si se intenta continuar adelante sin ellos "será imposible garantizar el transporte aéreo y el país caerá en el caos".

De hecho, ante las protestas de los pilotos, los asistentes de vuelo y el personal de tierra, portavoces de dos de los cuatro principales sindicatos que ayer habían dado su visto bueno al acuerdo marco sobre el plan industrial, han indicado que quizá "no se dan las condiciones" para su firma esta noche.

Mientras se producían las manifestaciones y declaraciones de los sindicatos, el ministro de Trabajo, Maurizio Sacconi, hizo un llamamiento "a la responsabilidad de todos" para evitar más protestas y posibles paros en la compañía.

Ante esa situación, se espera que las negociaciones sobre el futuro de Alitalia continúen durante las próximas horas y, probablemente, los próximos días.

La oferta de compra presentada por CAI, que reúne a una decena de empresarios italianos, prevé la creación de una nueva sociedad con activos y rutas rentables de Alitalia y de AirOne, la segunda del país, mientras que el Estado se haría cargo de la deuda.

El plan industrial de CAI para el período comprendido entre 2009 y 2013 prevé que la nueva Alitalia tenga una plantilla de 12.500 trabajadores, según la última propuesta.

De ellos, 1.550 serían pilotos, 3.300 asistentes de vuelos y 7.650 serían técnicos, empleados y ejecutivos, según el acuerdo marco.

La nueva compañía centrará su actividad en el transporte de pasajeros, incluida la actividad de vuelo, tierra, gestión de equipajes y una parte del mantenimiento, mientas la actividad de carga se podría confiar a una empresa externa con una participación minoritaria de CAI.