Público
Público

Susan Boyle persigue a Taylor Swift en las listas de EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La cantante escocesa Susan Boyle casi consiguió el miércoles convertir su disco debut en el de mayor éxito de ventas del año en Estados Unidos, y aún tiene otra semana para competir por el título con la estrella de country Taylor Swift.

El estreno discográfico de Boyle "I Dreamed a Dream", el de mayor éxito del año en Reino Unido, ha vendido 2,98 millones de copias tras cinco semanas consecutivas en el primer lugar del ranking de discos, señaló la firma Nielsen SoundScan.

"Fearless" de Swift, el tercer disco más vendido en 2008, vendió 3,16 millones de copias este año, otorgando a la cantante de 20 años un margen de cerca de 175.000 unidades por encima de Boyle.

La semana de ventas de Nielsen SoundScan terminará el domingo, pero la firma incluirá los primeros tres días de 2010 en una semana 53º de 2009.

El éxito tanto de Boyle como de Swift, además del de la cantante de dance-pop Lady Gaga, a quien Boyle reemplazó en el ranking británico de discos de este año, demuestra cómo la industria de la música depende de rostros nuevos para impulsar las ventas de álbumes.

Sin embargo, las ventas estadounidenses en general van camino de terminar 2009 con un descenso de cerca de un 13 por ciento, lo que sería la octava caída en nueve años.

La industria discográfica no ha logrado asumir el impacto de la piratería o de la fuerte competencia que presentan formas alternativas de entretenimiento como los videojuegos.

Boyle, de 48 años, saltó a la fama en abril cuando compitió en el concurso de talentos británico "Britain's Got Talent".

Tímida y humilde, la cantante sorprendió a los jueces y a la audiencia con una conmovedora interpretación de "I Dreamed a Dream" del musical "Les Miserables".

Decenas de miles de personas vieron su actuación a través de la web Youtube, lo que convirtió a Boyle en una estrella mundial, acaparando la atención de medios de comunicación.

El disco de Boyle presenta canciones de distintos estilos como "Amazing Grace" y "How Great Thou Art", una versión de la balada de Rolling Stones "Wild Horses", y una interpretación del tema "Daydream Believer", popularizado por The Monkees.