Público
Público

Susana Díaz promete luchar contra la corrupción

La sucesora de Griñán en la Junta de Andalucía quiere fortalecer las competencias de la Cámara de Cuentas para fiscalizar la contabilidad de los partidos en el ámbito autonómico y que todos los cargos hagan p

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La socialista Susana Díaz, que se convertirá previsiblemente en la primera mujer que preside Andalucía, centró el miércoles su futuro plan de gobierno en la lucha contra la corrupción en una comunidad que ha vivido uno de los mayores escándalos de presunto desvío de fondos públicos en España.

Díaz, de 38 años, sustituye en el cargo a José Antonio Griñán, que abandonó la presidencia de Andalucía (la única comunidad que sigue en manos socialistas) en medio de un amplio proceso judicial por el caso de los ERE, un presunto fraude en la subvención de prejubilaciones de la Junta de Andalucía. 'Me avergüenza la corrupción (..), me propongo combatirla con todas las fuerzas desde la presidencia de Andalucía, con más medidas, más controles (..) combatirla sin descanso', dijo durante su discurso de investidura, cuya candidatura se votará este jueves.

La futura presidenta, una mujer siempre vinculada al Partido Socialista y de la que se destaca su proyección política, defendió la labor de Griñán, presidente andaluz desde 2009 y consejero de Economía y Hacienda cuando se realizaron algunos de los pagos de los ERE. El caso, instruido por la juez Mercedes Alaya, investiga una supuesta trama de desvío de dinero público presuntamente procedente de comisiones abonadas por parte de la Junta a consultoras. El gobierno autonómico ha valorado el fraude en 10 millones de euros, mientras que el PP lo ha situado en más de 1.000 millones. Griñán, que podría ser imputado en un proceso en el que hay ya más de un centenar de encausados, reconoció al dejar el cargo que el escándalo de los ERE le había influido para adelantar su marcha de la presidencia de la Junta.

Díaz, que propondrá un pacto de 'regeneración política' al Gobierno central, citó algunas de las medidas que planteará una vez sea máxima responsable de Andalucía, como fortalecer las competencias de la Cámara de Cuentas para fiscalizar la contabilidad de los partidos en el ámbito autonómico y que todos los cargos hagan públicas sus declaraciones de la renta.

La política sevillana, que saldrá investida el jueves gracias al acuerdo con Izquierda Unida, dijo que aunará esfuerzos con el resto de los partidos y con los empresarios para luchar contra la crisis económica, que ha dejado en Andalucía más de un millón de desempleados y donde uno de cada tres hogares sobrevive con menos de 1.000 euros al mes.

Díaz hizo referencia a una propuesta de IU,  su socio en el Gobierno, sobre la creación de un banco de tierras públicas para desempleados y cooperativas, afirmando que creará un observatorio que analice las posibilidades de las fincas públicas. Además de las políticas de creación de empleo, la candidata socialista dijo que el presupuesto para el próximo año se centraría en sanidad, dependencia y servicios sociales.

'La austeridad se ha convertido en un pretexto para acabar con los logros sociales. Una economía más competitiva no exige unos ciudadanos más pobres', dijo Díaz ante el aplauso de la cámara.

Un sondeo reciente del Estudio General de Opinión Pública de Andalucía (Egopa) señala que de celebrarse hoy unas elecciones, los socialistas obtendrían el 36% de los votos, frente al 28,9% del Partido Popular. Los próximos comicios andaluces están previstos para 2016, pero algunos analistas plantean que Díaz podría adelantarlos para aprovechar el respaldo de la ciudadanía y hacerlos coincidir con las elecciones europeas de junio de 2014.