Publicado: 23.11.2013 18:39 |Actualizado: 23.11.2013 18:39

Susana Díaz trabajará "para que la izquierda no se haga conservadora"

La nueva líder de los socialistas andaluces insiste en su deseo de liderar la renovación del PSOE. "Quiero abrir un nuevo tiempo en mi partido", sostiene. Su candidatura, la única presentada, sale respaldada por el 98,6

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Renovación, renovación y más renovación. La nueva secretaria general del PSOE de Andalucía, la presidenta de la Junta, Susana Díaz, se ha presentado este sábado ante los suyos como la garante de ese nuevo partido al que pretende resucitar en su calidad de dirigente con mayor peso institucional de todo el Estado, para recuperar a la mayoría social del país. Durante su intervención ante el Congreso Extraordinario de los socialistas andaluces para defender su candidatura, la sevillana no ha podido ser más clara: "Quiero abrir un nuevo tiempo en mi partido" ha dicho.

Sus compañeros, como estaba previsto, la han apoyado en esa tarea de manera masiva. De los 732 delegados del cónclave que han depositado su voto 722 lo han hecho por su candidatura y sólo 10 han votado en blanco. Por tanto, Díaz llega a la Secretaría General del PSOE de Andalucía con el respaldo del 98,63% de su partido. 

Díaz, que ha vuelto a pronunciar un discurso con múltiples claves a nivel nacional sin hacer mención a la Ejecutiva federal que dirige Alfredo Pérez Rubalcaba, ha asegurado que no está dispuesta a que la izquierda a la que pretende representar se quede anquilosada en el pasado. Y por ello trabajará en dos líneas estratégicas: tratará de que esa izquierda "no se haga conservadora" y de que su partido, el PSOE, "no se rompa". Una de sus prioridades a nivel orgánico será, por tanto, el cierre de filas, la unidad. "Nos lo merecemos", ha remarcado.

La máxima dirigente andaluza que se ha convertido, además, en una de las principales valedoras y apoyos de todo el partido a nivel federal, ha anunciado que seguirá haciendo "gestos" para facilitar esa unidad. Gestos como el que puso en marcha en la Conferencia Política instando a los barones críticos a aparcar el debate sobre las primarias, como el que supuso que hiciera al PSC desmarcarse del derecho a decidir o como el que ha hecho a la hora de confeccionar su propia Ejecutiva al integrar a los sectores que menos le respaldaron, como los de la provincia de Jaén.

Díaz ha considerado que "otro camino es posible" en la trayectoria que ha seguido su partido. Así, ha asegurado que para tener credibilidad hay que reconocer los errores y ser "exigentes". "No lo hemos hecho todo bien. Seguramente no hemos hecho lo suficiente y no pasa nada, reconozcámoslo", ha dicho. En esa misma línea, ha abogado por que el PSOE sea "implacable" contra la corrupción.

"Las conductas dentro del partido tienen que ser ejemplares para que los ciudadanos nos crean", ha dicho, en clara alusión al caso de los falsos ERE que ha afectado de lleno a la Junto que hoy preside. Si eso sucede Díaz confía en que no tiene "ninguna duda" de que el PSOE de Andalucía sería el partido más votado de celebrarse ahora elecciones autonómicas, pero ha pedido ir más a allá y "aspirar a recuperar una amplia mayoría social" que nos permita "mirar al futuro libre de hipotecas".

La nueva secretaria general del PSOE de Andalucía, Susana Díaz, ha convocado para la noche de este sábado una cena a la que asistirán el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba, y los líderes regionales que se han desplazado hasta Granada este sábado, para asistir a la primera jornada del Congreso Extraordinario de los socialistas andaluces en el que la sevillana ha sido consagrada como su máxima dirigente.

Fuentes de la dirección del PSOE de Andalucía han confirmado a Público que se trata de "un encuentro de cortesía" en el que todos los dirigentes territoriales así como el secretario general a nivel federal intercambiarán sus opiniones sobre la situación del partido. Además de Díaz y Rubalcaba irán el valenciano Ximo Puig, el aragonés Javier Lambán, el riojano César Luena, el navarro Roberto Jiménez, la balear Francina Armengol, el extremeño Guillermo Fernández Vara, así como el secretario de Organización del PSE-EE, Rodolfo Ares.