Público
Público

Suspenden el campeonato uruguayo por una trifulca

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) suspendió el lunes por tiempo indefinido los encuentros por el campeonato Apertura de Primera División tras una trifulca entre hinchas, dijo la institución en un comunicado.

Decenas de simpatizantes de Nacional y Danubio invadieron el terreno de juego al final del partido disputado el domingo y comenzaron una descomunal gresca en la que se golpearon con elementos que fueron desde barras de hierro hasta los banderines de los córners.

El encuentro que se disputó en el estadio de Danubio, Jardines del Hipódromo, terminó 1-0 a favor del local, que con la victoria encabeza del campeonato.

La policía intervino cuando apenas habían transcurrido unos 15 minutos después del comienzo de la trifulca. No hubo detenidos ni heridos graves.

"El Consejo Ejecutivo resuelve suspender, con carácter precautorio, la actividad de la Liga Profesional de Primera División y la de las divisiones juveniles de los clubes que le integran, hasta nueva resolución", dijo la AUF en el comunicado.

Con esta medida quedaron suspendidos los encuentros de la fecha 12 del campeonato, que se debían disputar el próximo fin de semana.

"Los motivos son varios, la situación en la que se encuentra el fútbol. (La violencia) es uno de ellos", explicó el presidente de la institución, José Luis Corbo, al sitio de Internet www.observa.com.uy.

Según el presidente de Danubio, Arturo del Campo, los hinchas del club rompieron unos 100 metros de alambrado para ingresar en el campo donde se encontraban los simpatizantes de Nacional, además de dañar otras partes del estadio.

Del Campo se mostró satisfecho con la medida tomada por la AUF y pidió sanciones más estrictas que sirvan como ejemplo para frenar la ola de violencia que ha vivido el fútbol uruguayo en los últimos meses.

"Pienso que es la primera medida para tomar otras, buscar soluciones al tema", dijo Del Campo a la radio Sport890.

La ministra del Interior, Daisy Tourné, indicó que había unos 140 policías destinados a cuidar la seguridad del partido, pero la mayoría se encontraba en las afueras del estadio.

Los policías que se encontraban dentro del estadio tenían la orden de custodiar el ingreso al lugar.

"Se pidieron refuerzos pero era muy difícil ingresar a la cancha y cuando se logró, ya estaba toda la batahola armada", dijo la ministra a un programa de televisión.