Público
Público

Suspenden la huelga en la región peruana de Tacna tras nueve días de protestas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Las organizaciones sociales levantadas en la región peruana de Tacna desde hace nueve días acordaron hoy suspender momentáneamente sus movilizaciones contra la modificación del canon minero y enviar una delegación negociadora a Lima.

Según dijeron a Efe fuentes de la presidencia regional, estas organizaciones, con el apoyo del presidente Hugo Ordóñez y de los alcaldes provinciales, acordaron declarar una tregua hasta el martes para lograr la instalación de una mesa de diálogo con el Gobierno nacional.

El presidente y los alcaldes de la zona viajarán mañana o el domingo a Lima para reunirse con el primer ministro peruano, Yehude Simon, dijeron las fuentes.

Si no se logra formar esa mesa de diálogo, los alcaldes anunciaron que se declararán en huelga de hambre a partir del martes.

Las movilizaciones contra un decreto gubernamental que modifica el canon minero (porcentaje que la región recibe como compensación a los daños causados por las empresas mineras) han degenerado en varias ocasiones en violentos disturbios, que obligaron al Gobierno nacional a decretar el estado de emergencia en Tacna (sur).

El levantamiento de ese estado de emergencia, que implica depositar el orden público en manos del Ejército, es una de las exigencias recogidas hoy en el escueto comunicado de cuatro puntos que presidencia, alcaldes y organizaciones sociales de Tacna consensuaron tras varias horas de reunión.

El estado de emergencia fue declarado el pasado martes, después de que dos violentos disturbios se saldaran con la muerte de tres personas y dejaran heridas a cerca de cincuenta, con escenas de vandalismo callejero que nadie recordaba en esta ciudad del sur peruano.

Aunque la huelga se suspende temporalmente, se exhorta a la población civil a mantener las vigilias y los "cacerolazos".

La huelga ya había comenzado a resquebrajarse, ante el desabastecimiento y la carestía en los mercados, y hoy fueron numerosos los comercios que abrieron sus puertas y los taxis que salieron a las calles.