Público
Público

Suspenden temporalmente la prohibición de investigar con células madre en EE.UU.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Corte Federal de Apelaciones de Washington suspendió hoy temporalmente el veto impuesto por un juez federal a la financiación pública de las investigaciones con células madre embrionarias en Estados Unidos, mientras considera el recurso interpuesto por el Gobierno de Barack Obama.

La decisión del tribunal permitirá a la Administración de Obama continuar, por el momento, con la financiación de estos estudios, en contra de lo dispuesto por el juez federal Royce Lamberth, quien hace dos semanas paralizó cautelarmente ese tipo de investigaciones, según la prensa especializada.

El Departamento de Justicia presentó la pasada semana una apelación a esa resolución, en la que subrayó su "daño irreparable" a los investigadores y el progreso científico en el tratamiento de enfermedades como el Alzheimer.

El veto a la investigación, dictado por Lamberth bajo el argumento de que los estudios suponen la destrucción de embriones humanos, perderá su vigor durante el período en el que la Corte Federal de Apelaciones revisa el recurso del Gobierno.

El martes, Lamberth criticó la apelación al afirmar que su decisión, que aún tiene carácter preliminar, es "menos restrictiva" de lo que interpretó el Departamento de Justicia.

Según el juez, el mandato no se aplica necesariamente a los estudios comenzados bajo las directrices de la Administración de George W. Bush o a aquellos que ya hubieran sido "otorgados y financiados".

La decisión supuso un duro revés a una de las apuestas más polémicas en materia científica de Obama, quien a finales de 2009 anunció que otorgaría fondos a los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por su sigla en inglés) para avanzar en varias líneas de investigación con células madre.

La oleada de críticas a la medida, que revertió la política del anterior Ejecutivo en este campo, culminó con la presentación de una demanda contra el NIH por parte de grupos conservadores y religiosos.

El mandato preliminar de Lamberth concluyó que la política de Obama viola una ley que prohíbe explícitamente el uso de fondos federales para destruir embriones humanos, lo que implica que es posible que el Gobierno tenga que modificar la legislación si quiere continuar aportando fondos a estos estudios.

Si finalmente se aplicara, el veto no afectaría a las 21 líneas de investigación con células madre que seguían activas durante el mandato de Bush y que se crearon antes de 2001, cuando el ex presidente cortó la financiación para este fin.