Publicado: 01.08.2015 09:16 |Actualizado: 01.08.2015 09:16

Suspendida la segunda jornada del Arenal Sound por el viento y la lluvia

A medianoche el temporal ha hecho tambalearse el escenario y ha tirado al suelo los instrumentos del grupo que actuaba en ese momento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:
La banda The Shoes se encontraba tocando en el escenario cuando ha arreciado el temporal. TWITTER

La banda The Shoes se encontraba tocando en el escenario cuando ha arreciado el temporal. TWITTER

CASTELLÓN.- Una intensa tromba de agua, pero esta vez acompañada de un viento huracanado, ha obligado de nuevo a suspender los conciertos en la segunda jornada del Arenal Sound cuando los asistentes todavía se estaban recuperando de las fuertes lluvias del primer día.

La organización ha anunciado la cancelación de los conciertos ya que las instalaciones necesitan ser revisadas.

La previsión de la Agencia Estatal de Meteorología -que auguraba chubascos con una probabilidad del 100%- finalmente se ha cumplido y a las 00,10 horas mientras sonaba lo mejor de la noche en el escenario Negrita, los franceses The Shoes, un viento fortísimo ha comenzado a soplar haciendo volar toldos, tambalearse los escenarios y volcar los instrumentos de la banda.



Así, se han retirado del escenario y la lluvia ha empezado a caer con muchísima fuerza, tal y como lo hizo ayer, aunque por un intervalo de tiempo menor -unos 15 minutos-.

Los "sounders", al igual que ayer, han corrido a resguardarse debajo de los toldos, aunque ha sido menos dramático, ya que a la hora de la descarga de agua de hoy había muchísima menos gente en el recinto pues es el momento en el que muchos salen a hacer "botellón".

El fuerte viento que ha acompañado la tormenta -con un gran aparato eléctrico- ha hecho tambalearse las estructuras de varios escenarios.

Los charcos y las acumulaciones de agua también se han repetido y la organización ha comenzado a acordonar el escenario Negrita y poco después a desalojar a todos los asistentes del recinto.

Los jóvenes han comenzado a acudir a las zonas de acampada, que se han visto afectadas por los charcos pero también por el viento que ha hecho volar muchas tiendas de campaña.

Allí muchos han continuado la fiesta y otros han deambulado por el paseo marítimo, bien buscando algo de información sobre la suspensión de los conciertos, bien para continuar la fiesta.

Ataviados con chubasqueros, muchos de ellos modelo "bolsa de basura", y con algo de ropa de abrigo -pues las temperaturas han bajado considerablemente- la mayoría se ha tomado la tormenta con deportividad y han mostrado su deseo de continuar en el Arenal porque la previsión meteorológica es más benévola a partir de este sábado.

Antes de la lluvia se han podido celebrar unos cuantos conciertos ya que la tormenta ha ido bordeando la zona de la playa del Arenal de Burriana con los relámpagos amenazando desde el cielo.

Después de un intenso día de trabajo del Consorcio Provincial de Bomberos y del personal del Arenal Sound, que han achicado agua en el recinto y en las zonas de acampada, y de un dispositivo de emergencias en el que se llegó a evacuar a cerca de mil jóvenes de manera preventiva a dos locales municipales, la música había vuelto al Arenal a las 15.00 horas.

Tras las sesiones de los pinchadiscos en la zona del Beach Club, Zahara ha inaugurado el escenario Negrita y tras ella -en el escenario principal- ha sido el momento para una de las bandas más esperadas de la jornada, los baezanos Supersubmarina.

Miles de "sounders" ha acompañado al grupo que ha ido creciendo al mismo ritmo que el festival en adeptos y popularidad.

Después se ha producido la tradicional "estampida" de público que sale del recinto. El pop tropical de Carlos Sadness tomaba el escenario en ese momento y ha dicho que era entonces cuando se podía "diferenciar a la gente guay, que estáis aquí, y los "canis" que se van a hacer botellón".

Seguidamente en el escenario principal los británicos The Subways han demostrado con buen pop-rock, buen humor y un buen manejo del público se puede crear una auténtica fiesta sin montar una verbena popular.

Y tras ellos los franceses The Shoes, un regalo en forma de música de baile para los más entrados en años que permanecen a esas horas en el recinto, con una iluminación y unos visuales solo a la altura de su brillante electro pop.

El viento y la lluvia han hecho el resto y han puesto punto y final a la segunda jornada del Arenal.

Las previsiones para hoy sábado y mañana domingo son favorables, por lo que desde la organización han animado al público a disfrutar entonces de toda la programación.