Público
Público

'Súsper', condenado a 30 años y otros seis etarras a entre 18 y 5 años

La pena ha sido dictada por el Tribunal de lo Criminal de París

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El que fuera jefe del aparato militar de ETA Juan Ibón Fernández Iradi, Súsper, ha sido condenado hoy a 30 años de cárcel por el Tribunal de lo Criminal de París, que también dictó penas de entre 18 y cinco años para otros seis miembros de esa estructura de la banda terrorista.

Susper admitió que el 28 de noviembre de 2001 estaba con Figal Arranz en un camino de tierra cerca de Lucq de Bearn (sur) cuando se aproximaron dos gendarmes que les pidieron sus documentos de identidad.

Mientras uno de los agentes se retiró a su coche patrulla para hacer verificaciones, el otro registró uno de los dos vehículos de los etarras, donde encontró una bolsa riñonera con un arma.

'El gendarme me puso nervioso. Su reacción era imprevisible. Tuve miedo y pánico y sólo quería escapar. No reflexioné', aseguró el etarra que fue jefe militar de ETA en los meses previos a su segunda detención, en diciembre de 2003.

En ese contexto Susper sacó el arma que llevaba oculta en su cintura y disparó varias veces - 'no sé cuantas ni con qué separación de tiempo' - contra el agente, al que los médicos detectaron ocho impactos en diversas zonas del cuerpo, que le tuvieron cerca de la muerte y hoy todavía le hacen acarrear algunas secuelas.

Según el etarra, 'todo fue muy rápido. Pensé que (el agente) me quería matar', pero tras los disparos se acercó al gendarme, que estaba tumbado en el suelo, vio que respiraba y se alejó con Figal Arranz.

Aseguró que no quiso matar, como lo prueba el que no rematara al gendarme en el suelo ni disparara contra el otro agente que estaba en el coche patrulla.