Público
Público

¿Se puede sustituir el ejercicio sólo vistiendo una faja?

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Si pudiera tener la "cintura de avispa" de Scarlett O'Hara, ¿pasaría agotadoras horas haciendo pilates?

Las fajas son prendas moldeadoras que ayudan a dar forma al cuerpo y a disimular los kilos de más. Pero si bien pueden eliminar las marcas de la ropa interior de famosos como Gwyneth Paltrow y Jessica Alba, los expertos advierten de que no son mágicas para el resto de nosotros.

"Para algunas mujeres, es la diferencia entre una talla 8 y una 10", dijo Maggie Adams, de Spanx, la gigante compañía de fajas con sede en Estados Unidos, que comenzó haciendo medias sin puntera en el 2000. "Endurece todo", agregó.

La ciencia y la sociología de la "ropa moldeadora" avanzaron mucho desde 1830, cuando el corsé era considerado una necesidad médica porque se creía que las mujeres eran tan frágiles que precisaban un soporte para mantenerse firmes.

Adams dijo que Spanx está trabajando en una línea de ropa deportiva. "Nos dedicamos a ayudar a las mujeres y ahora a los hombres a acentuar sus virtudes", aseguró.

Pero Leonisa Shapewear va un paso más allá. La marca de lencería, fundada en América Latina, afirma que puede redistribuir y eliminar la grasa creando un "efecto de lipotransporte" similar a la liposucción sin pasar por el quirófano.

"Una faja ayuda, pero una vez que te la quitas se vuelve al mismo punto de partida", dijo la portavoz Mary Lou Burkhardt. "Si sigues usando (el body modelador), verás un cambio en tu cuerpo", explicó.

"No transpiras, pero (la prenda) tiene esa naturaleza compresiva", añadió.

Jessica Matthews, portavoz del Consejo Estadounidense de Ejercicio, dijo que la ropa moldeadora es la última tendencia en prendas de compresión, que desde hace un tiempo son utilizadas por corredores de maratón, atletas y jugadores de fútbol.

Matthews citó dos recientes estudios de la Indiana University que examinaron la influencia de las ropas compresivas en el desempeño atlético.

"No hallaron diferencias en el consumo de oxígeno ni un mejor rendimiento", dijo. "Para adelgazar hay que crear un déficit de calorías. Medio kilo equivale a 3.500 calorías. Cualquier efecto de calor creado por la compresión es insignificante", afirmó.

Los investigadores, sostuvo, sí admitieron que este tipo de ropa puede traer beneficios psicológicos para la persona, algo parecido a lo que ocurre con el efecto placebo.

"Si vestir estas prendas mejora la confianza y el autoestima, puede incentivar a los individuos a hacer más ejercicio", dijo.