Público
Público

Suu Kyi aparece en público por vez primera en seis años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La líder opositora birmana, Aung San Suu Kyi, apareció hoy en un lugar público de Rangún por primera vez en más de seis años, después de que la Junta Militar le autorizara salir de su casa en la que cumple arresto domiciliario, para reunirse con una delegación del gobierno de Estados Unidos.

Suu Kyi, condenada en agosto a otros 18 meses de cautividad por quebrantar el arresto que le impusieron en 2003, se presentó en el lujoso hotel Inya Lake sonriente y con buen aspecto, e incluso posó unos minutos para los fotógrafos, sin que las fuerzas de seguridad birmanas hicieran ademán alguno por impedirlo.

En la entrada del establecimiento, situado a escasa distancia de la casa de estilo colonial en la que está confinada, Suu Kyi fue recibida por el secretario de Estado adjunto para Asia Oriental y el Pacífico, Kurt Campbell, y el vicesecretario del mismo departamento, Scot Marciel, quienes encabezaron la delegación diplomática de más alto nivel que visita Birmania (Myanmar) en los últimos 14 años.

La "Dama", como le llaman sus seguidores, acudió vestida con un traje típico de color lila y escoltada por varios miembros de la brigada especial de Policía que se encarga de su custodia.

Al final de la reunión, de una dos horas de duración y de la que no transcendió su contenido, Suu Kyi se detuvo en el vestíbulo del hotel, en donde bromeó cuando se le pidió que sonriera ante las cámaras.

"¿Es esta una bella sonrisa?, exclamó la Nobel de la Paz antes de dirigirse hacia el coche que la aguardaba para conducirla de vuelta a su casa, en la avenida Universidad y en la que ha vivido 14 años de arresto de los veinte últimos.

A finales de septiembre, Suu Kyi se pronunció a favor del giro en la política exterior anunciada poco antes por la secretaria de Estado, Hillary Clinton, para promover la reforma democráticas en Birmania.

También, la Nobel de la Paz envió una carta al jefe de la Junta Militar, general Than Shwe, en la que se ofreció a abandonar su postura de apoyo a las sanciones económicas impuestas a Birmania por EEUU, la Unión Europea (UE), Australia y Japón.

Campbell y Marciel se entrevistaron con la secretaria general de la Liga Nacional por la Democracia (LND), la única formación política legal que resiste a la intensa presión del régimen, poco después de regresar de Naypidaw, la capital del país, donde se reunieron con el primer ministro Thein Sein, y otros miembros del gobierno.

El principal objetivo de EEUU es convencer al régimen birmano de la conveniencia de celebrar en 2010 unas elecciones legislativas libres y justas, pese a que el general Than Shwe ha reiterado que se llevaran a cabo sin ceder a las exigencias de la oposición y de la comunidad internacional.

La pena impuesta a Suu Kyi desató el pasado agosto una ola de condenas por parte de la comunidad internacional, ya que implica que no podrá participar en los comicios para los que se preparan una decena de partidos políticos de nueva creación, casi todos ligados a las esferas del poder.

La LND, que con Suu Kyi al frente ganó las elecciones últimas celebradas en 1991, no ha decidido aún si boicoteará la próxima consulta en respuesta a la falta de libertad de su máxima líder.

Las elecciones y la Constitución de 2008, que según dijo la Junta Militar fue respaldada por más del 90 por ciento de los birmanos con derecho a voto, son los dos últimos pasos de la "hoja de ruta" confeccionada por los generales.