Público
Público

El tabaco elevaría el dolor causado por un trastorno mandibular

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Fumar y otros tipos deconsumo de tabaco aumentarían el dolor que provoca un trastornode la articulación temporomandibular.

Los trastornos de la articulación temporomandibular, o TAT,son un conjunto de problemas que causan dolor y disfunción enla articulación de la mandíbula y sus músculos.

Los síntomas incluyen un dolor que se irradia por lamandíbula, la cara o el cuello, movilidad limitada o cierremandibular y un "clic" doloroso al abrir o cerrar la boca.

La causa del TAT se desconoce, pero puede atribuirse a undaño articular por artritis o una lesión.

El tabaquismo no es considerado un factor de riesgo de TAT,pero estudios demostraron que en las personas con ciertasenfermedades dolorosas (fibromialgia y dolor de espaldacrónico), el tabaco tiende a agravar el dolor.

Para comprobar si lo mismo se podría considerar en lospacientes con TAT, un equipo de la Clínica Mayo, en Rochester,Minnesota, evaluó a 606 pacientes atendidos allí en dos años.

No se observó una relación clara entre la gravedad deldolor por TAT y el consumo de tabaco, ya sea que se fumara o semasticara.

De todos modos, los resultados cambiaron cuando el equipose concentró en el 55 por ciento de los pacientes sin dolormiofascial, es decir que la causa del TAT era artritis u otrodolor articular, en lugar de problemas en los músculosmandibulares.

Entre esos pacientes, los consumidores de tabaco erancuatro o cinco veces más propensos a sentir dolor moderado ograve.

El equipo, dirigido por Toby N. Weingarten, publicó losresultados en la revista Pain.

Se desconoce por qué los consumidores de tabaco sentiríanmás dolor por TAT o por qué eso ocurriría en aquellos sin dolormiofascial.

Fumar acelera la degeneración ósea de la columna y lo mismopodría ocurrir en la articulación temporomandibular, concluyóel equipo, que, sin embargo, agregó que el hecho de que losfumadores no tengan tasas más altas de TAT va en contra de esateoría.

Según los autores, cualquiera sea el motivo de losresultados, el estudio sugiere que dejar de fumar podríareducir el dolor por TAT en algunos pacientes. Los exconsumidores de tabaco, señaló el equipo, no eran más propensosque los no consumidores a tener dolor moderado o grave.

FUENTE: Pain, 15 de diciembre del 2009