Público
Público

Las tabaqueras recrudecen su guerra de precios

Winston, Camel, Lucky Strike y Pall Mall también bajan de precio para no perder cuota de mercado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Japan Tobacco International (JTI) y British American Tobacco (BAT) no han podido resistir más el impacto de la 'guerra de precios' que enfrenta a los fabricantes de tabaco en España y han decidido recortar el precio de sus principales marcas de cigarrillos. Así, las cajetillas de Winston, Camel, Lucky Strike y Pall Mall bajarán también de precio.

Winston y Camel costarán 25 céntimos menos, Lucky Strike, 20 céntimos menos y Pall Mall, 10 céntimos menos. 'Después de un mes de aguntar el tirón no hemos tenido más remedio que recortar los precios, porque estábamos perdiendo cuota', señalaron fuentes de las compañías.

En concreto, las cajetillas de Winston costarán 3,50 euros y las de Camel, 3,70 euros, lo mismo que cuesta un paquete de 'Chestefield', comercalizado por su competidor Philip Morris. La marca Winston Redvolution y Gold Coast tendrán un precio de 3,40 euros, tras una reducción de 20 céntimos, mientras que Coronas también costará 3,40 euros, tras bajar diez céntimos. La cajetilla de Lucky Strike pasa a costar 3,50 euros, mientras que Pall Mall cuesta 3,30 euros.

BAT, segunda tabaquera del mundo, ya aplicó una bajada de precios el pasado 21 de mayo como reacción a los movimientos de sus competidores, 'para mantener su competitividad en este nuevo escenario de mercado'. A pesar de que JTI había afirmado no querer participar en la 'guerra de precios' abierta en el mercado tabaquero español, al final ha tenido que sumarse a los últimos movimientos a la baja emprendidos por Philip Morris y seguidos por Alatadis y BAT.

Philip Morris recortó el sábado entre 20 y 30 céntimos el precio de marcas como Marlboro, Chesterfield y L&M, una decisión que recrudecía la guerra comercial en la que ha entrado la industria tabaquera. Ante 'el agresivo movimiento de precios realizado por uno de sus principales competidores', Altadis contraatacó y decidió bajar el precio de sus principales enseñas, Fortuna, Nobel, Ducados, con el fin de proteger la competitividad de las mismas.