Público
Público

Tabucchi: "Decir la verdad es muy difícil e incómodo en el mundo de hoy"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El escritor italiano residente en Portugal Antonio Tabucchi dijo hoy en Murcia, donde le dedican un ciclo literario, que "decir la verdad es muy difícil e incómodo en el mundo de hoy", y subrayó la importancia que tendría recuperar el clásico reportaje y el periodismo que indaga en la realidad.

Tabucchi advirtió que actualmente las noticias provienen "de unas centrales" que el periodista reproduce sin pararse a confirmar el origen, por lo que reiteró que el problema es saber de donde vienen las noticias.

Señaló que hay democracias "estáticas como los dinosaurios, con una piel muy fuerte, que pueden tener el interés por controlar con medios subterráneos", por lo que recalcó el papel del periodismo como un oficio "que debiera ser la manera de procurar la verdadera noticia".

Así mismo destacó el papel de los escritores que realizan un verdadero reportaje que trasciende más allá de la noticia del día, y puso como ejemplo al polaco Ryszard Kapuscinski y su libro sobre Africa titulado "Ebano" y "Viajes con Heródoto" donde reivindica que el escritor griego fue un reportero.

Preguntado por la victoria de Silvio Berlusconi en Italia, Tabucchi respondió con ironía: "¿Es verdad?, y remarcó que jamás entrará en su literatura, y más adelante al insistir un periodista en esta cuestión, indicó que ambos hablan distintos idiomas, y que tampoco se identifica con el berlusconismo.

Tabucchi, a sus 64 años, continúa escribiendo a mano sus libros porque, como confiesa: "Pertenezco al Cromagnon. Me gusta tener el bolígrafo y alimentar el callo del dedo", además de que puede escribir en cualquier lugar, ya sea el jardín, una cafetería o en su cama, con el cuaderno de bolsillo que suele emplear.

A los jóvenes escritores con talento que le piden consejo sólo les da uno; que vayan a una ebanistería cercana y observen a última hora, cuando están cerrando el taller, la cantidad de virutas que hay por el suelo, y que reflexionen sobre ello, ya que, para Tabucchi, la escritura es estar sentado sobre la silla muchas horas mas que una inspiración divina o talento.

De su candidatura al Nobel, dijo que "no significa más de lo que tengo", y añadió que para él lo más importante es "su pequeña vida", compuesta por sus hábitos cotidianos, familia, amigos, comida y trabajo, en contraposición a la figura del escritor que vive para la literatura en una especie de mitificación mediática que no se correspondería con la realidad.

En este sentido, comentó que el mundo tiende tendencia a complicarse y cuanto más se tiende a hacerlo más simplificado con la modernidad, todo se complica cada vez más "y nos olvidamos de la comida, del amor, del dolor o de la muerte".

De la muerte dijo que "está completamente olvidada" y que hay muchos cadáveres en la televisión, "pero eso no es la muerte y el hombre moderno perdió el sentido de la muerte", añadió.

"Cuando un chino o un africano lloran, esa lágrima es la misma, no es antropológica, sociológica, ni tiene dentro un tipo de cultura, religión o costumbre, no tiene nada, sino la humanidad que tenemos todos, y a mí esas cosas son las que me gustan, y se ha perdido el sentido de esas cosas fundamentales", afirmó.

Tabucchi viajó a Murcia procedente de Lisboa para participar en la XIV edición de la Semana de Literatura Italiana que organiza la fundación Cajamurcia, y que, en esta ocasión, está dedicado a su figura, y que contará con la participación de su traductor, Carlos Gumpert, del profesor de literatura Mario Specchio, y del escritor suizo Bernard Comment.