Público
Público

Taguas ve "valiente y responsable" la propuesta del Gobierno sobre las pensiones

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El ex director de la Oficina Económica del Presidente del Gobierno y actual presidente de Seopan -la patronal de las grandes constructoras-, David Taguas, considera "valiente y responsable" la propuesta del Ejecutivo para reformar las pensiones y entiende que va "en la dirección adecuada".

En una entrevista concedida a Efe, Taguas destacó el hecho de que el Gobierno haya presentado su propuesta sobre pensiones al mismo tiempo que su plan de consolidación fiscal, lo que, en su opinión, refuerza la credibilidad de este último ante los mercados financieros "en un momento especialmente delicado".

Según Taguas, la propuesta "intenta reducir la presión sobre el gasto público a medio y largo plazo", un factor que puede relativizar los esfuerzos que el Ejecutivo aborde para reducir el déficit a corto plazo.

A su juicio, la evolución demográfica, caracterizada por una mayor esperanza de vida y una entrada más tardía en el mercado de trabajo, exige emprender reformas que incidan en dos puntos: aumentar la edad efectiva de jubilación y computar toda la vida laboral para calcular las pensiones.

Sin reformas, explicó, los economistas coinciden en que el gasto en pensiones contributivas, medido en porcentaje del PIB, se podría duplicar en las próximas cinco décadas. Si hoy hay una persona mayor de 65 años por cada cuatro en edad de trabajar, en 2050 habrá una persona en edad de jubilación por cada 1,6 en edad de trabajar.

En cuanto a la actualización del Programa de Estabilidad 2009-2013, que persigue reducir el déficit público del 11,4% de 2009 al 3% en 2013, Taguas subrayó que está basado en un escenario macroeconómico "realista", lo que "le dota de credibilidad".

Taguas admitió que, en una primera aproximación, el plan podría cuestionarse por incidir en el aumento de los ingresos y la reducción del gasto productivo, que explican el 73% de la consolidación.

No obstante, añadió que, después de un análisis más detallado, se puede concluir que el incremento previsto de los ingresos "no puede interpretarse como un aumento de la presión fiscal", algo que podría erosionar la capacidad de recuperación de la economía.

El "factor clave" del plan es, a su juicio, la reducción del consumo público, que ha crecido a pesar de la crisis, en su mayor parte por las subidas salariales de los empleados públicos en 2008 y 2009.

Además, dijo, la reducción de la inversión pública -del 4,8% en 2009 al 2,9% en 2013- es en realidad de un punto del PIB, ya que la cifra del pasado ejercicio incluye el impulso fiscal del Gobierno.

Según Taguas, para que esta reducción no incida negativamente en el crecimiento económico, es necesario aplicar las medidas regulatorias que impulsa el Ejecutivo para que la financiación privada pueda compensar los menores recursos presupuestarios.

El ex director de la Oficina Económica del Presidente hizo hincapié en que, de los 13,6 puntos porcentuales que ha empeorado el saldo presupuestario (de un superávit del 2,2% del PIB en 2007 a un déficit del 11,4% en 2009), 3,1 puntos se explican por el aumento del consumo público, en especial de los sueldos (1,7%).

Otro aspecto a destacar es, en su opinión, la fuerte caída de los ingresos, que explican 6,5 puntos y que "no tiene precedentes" ni en la historia reciente de España ni en otras economías desarrolladas.

Según Taguas, este comportamiento puede estar "magnificado" por dos factores: la crisis del sector inmobiliario y la aparición de un tipo de fraude "preventivo" asociado a las perspectivas negativas de algunas empresas.

Taguas cree que una parte de los ingresos públicos que se consideraban permanentes antes de la crisis eran, en realidad, transitorios, y no se podrán recuperar.