Público
Público

Los talibanes afganos atacan la base de las tropas de la Alianza Atlántica en Kandahar

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los talibanes afganos atacaron hoy de nuevo la base aérea de Kandahar, la principal de la ISAF en el sur de Afganistán, admitieron a Efe distintas fuentes oficiales, según las cuales el asalto resultó fallido.

El ataque tuvo lugar a las 11.30 de la mañana horas locales (07:00 GMT), y corrió a cargo de seis insurgentes, explicó a Efe el portavoz del gobernador de Kandahar, Zalmay Ayubi, que confirmó que el combate ya ha terminado.

Los insurgentes arrojaron dos proyectiles con un lanzagranadas, y acto seguido uno de ellos hizo estallar los explosivos que llevaba consigo ante la puerta norte del aeropuerto, con la esperanza de romper el cordón de seguridad.

"Sólo se mató a sí mismo. La Policía a cargo de la seguridad en la base y las tropas de la coalición contraatacaron y los mataron a todos. Un soldado extranjero y dos trabajadores de la base resultaron heridos", agregó Ayubi.

Consultada por Efe, una portavoz de la fuerza de la OTAN, Katie Kendrick, calificó el ataque como "fallido y desorganizado".

La versión talibán difiere sin embargo de las proporcionadas por la ISAF y el Gobierno provincial.

Un portavoz insurgente que se identificó como Mohammad Yousuf Ahmadi afirmó que siete insurgentes atacaron la base y lograron penetrar en ella con un tractor, informó la agencia afgana AIP.

De acuerdo con Ahmadi, once soldados extranjeros y un talibán murieron en el enfrentamiento.

Los talibanes han intensificado en los últimos meses sus ataques contra convoyes y bases de las fuerzas internacionales y del Ejército afgano.

La mayoría de las víctimas de la OTAN se registran en el arco sudoriental afgano, donde predomina la etnia pastún, la propia de los talibanes, que mantienen una fuerte presencia en la zona.

También en la provincia de Kandahar, un helicóptero de la ISAF tuvo que hacer hoy un aterrizaje de emergencia por causas que están siendo investigadas, según la fuerza de la OTAN, que añadió que no se registraron bajas.

Ahmadi, por su parte, dijo a AIP que el helicóptero fue abatido por fuego insurgente en el distrito kandaharí de Zahri y que murieron siete de sus ocupantes.