Público
Público

Los talibanes atacan la comisaría de una capital regional en el sureste de Afganistán

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Un grupo de cinco insurgentes vestidos con chalecos cargados de explosivos atacaron hoy una comisaría de Policía en el sureste de Afganistán, informaron a Efe distintas fuentes oficiales, en un enfrentamiento todavía en marcha.

El suceso tuvo lugar en la ciudad de Gardez, capital de la región suroriental de Paktya, dijo a Efe el portavoz del gobierno regional, Rohullah Samoon, que reconoció que se produjo un tiroteo y que las fuerzas de seguridad abatieron a tres insurgentes.

Samoon no precisó el número de bajas entre las fuerzas de seguridad, aunque dijo que estas han iniciado una operación de búsqueda para localizar a los insurgentes, que según un testigo se parapetaron en el mercado de Katwaz, enfrente de la comisaría.

El ataque fue reivindicado por un portavoz talibán, Zabiullah Mujahid, quien afirmó que cinco miembros de la milicia atacaron la comisaría central de la policía y acabaron con las vidas de más de 20 policías en un combate todavía en marcha.

Según Mujahid, los agresores iban provistos de lanzagranadas y de chalecos con explosivos.

En el combate no tomaron parte las tropas de la Fuerza Internacional de Asistencia a la Seguridad (ISAF) presentes en la ciudad, según confirmó a Efe un portavoz de la organización, al tanto sin embargo de lo sucedido.

Los talibanes han perpetrado en los últimos meses ataques coordinados contra edificios emblemáticos de Kabul y otros centros administrativos de Afganistán, donde los combates entre los insurgentes y las tropas regulares son constantes.

Este domingo por la noche, el Ministerio afgano de Interior reivindicó en un comunicado la muerte en combates este sábado de 8 insurgentes en la provincia de Helmand (sur), seis en Ghazni (sureste) y siete en la norteña provincia de Kunduz.

la ISAF informó en otra nota de prensa de la muerte hoy de otros dos insurgentes en la provincia central afgana de Wardak, durante una operación de persecución de un "pequeño grupo de talibanes".

En Afganistán hay desplegados unos 100.000 soldados extranjeros, pero el deterioro de la situación de seguridad ha llevado a las potencias extranjeras a decidir el envío de unos 37.000 militares de refuerzo.