Público
Público

Los talibanes atacan residencias de las Naciones Unidas en Kabul

Cinco funcionarios de la ONU y cuatro afganos perecen en la acción terrorista

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La misión de la ONU en Kabul está de luto por la muerte de cinco de sus funcionarios, asesinados ayer en un ataque talibán a una casa de huéspedes donde se alojan extranjeros en Afganistán. Al amanecer, un comando formado por al menos tres insurgentes acabó con la vida de un estadounidense, un ganés, un etíope y dos funcionarias de Liberia y de Filipinas que acaban de llegar para trabajar en la preparación de la segunda vuelta electoral, prevista para el próximo 7 de noviembre.

Según un miembro de la seguridad de la ONU, 'la casa se convirtió en un infierno'. Los suicidas llegaron vestidos con el uniforme de la Policía afgana, 'y eso desconcertó a los guardas de la puerta, que no reaccionaron a tiempo. Uno de ellos murió tiroteado, otro se escondió y un tercero fue a buscar ayuda', explicó.

Los rebeldes visten uniformes de la Policía para sortear la seguridad

Los terroristas lograron entrar pero se encontraron con la resistencia de más guardas, por lo que lanzaron granadas al interior, incendiando el edificio y obligando a salir a los huéspedes, a los que disparaban. 'El resto consiguió huir por la puerta de atrás, mientras los insurgentes se autoinmolaban, en una batalla que duró al menos una hora', aseguró. En la acción murieron también tres agentes y un civil afganos.

El ataque tuvo lugar a apenas 150 metros de la embajada española, donde los geos pusieron a salvo al personal diplomático, una decena de personas, en el sótano del edificio. La sede recibió una docena de impactos de bala, tres de ellos dentro de la habitación del canciller español, Carlos Lozoya, que resultó ileso pese a que uno de los proyectiles pasó a pocos centímetros de su cabeza, según explicó a Público.

En la residencia en la que se hospeda esta periodista, a dos calles de la casa asaltada y donde se alojan miembros de la ONU, también hubo tiroteos en la misma puerta. Los talibanes también lanzaron dos proyectiles en el centro de Kabul, uno de los cuales alcanzó el Hotel Serena sin causar heridos.

Karzai y Abdullah negocian en secreto la formación de un Gobierno de unidad

La seguridad se degrada a medida que se acerca la segunda vuelta electoral. Abdullah Abdullah, rival del presidente Hamid Karzai, lanzó esta semana un ultimátum asegurando que no se presentaría si no cesa un funcionario de la Comisión Independiente Electoral, Azizullah Ludin, y son destituidos los ministros de Interior, Educación y Asuntos Tribales. Karzai rechazó esas exigencias y afirmó que la segunda vuelta se celebrará incluso si se retira Abdullah.

La preparación de la nueva votación evoluciona con absoluta indiferencia por parte de la población y nula campaña electoral. Altos cargos del Gobierno han asegurado a Público que existen negociaciones secretas para la formación de un Gobierno de Unidad Nacional y evitar una nueva jornada electoral bajo la amenaza talibán.