Público
Público

Los talibanes rechazan la oferta conciliadora de Clinton y piden la retirada de las tropas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los talibanes rechazaron hoy abandonar las armas, tal y como ha ofrecido a una parte de ellos la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton, y exigieron de nuevo la retirada inmediata y sin condiciones de las tropas extranjeras destacadas en Afganistán.

"No aceptaremos ningún títere ni su Constitución. No depondremos las armas y continuaremos con la 'yihad' mientras las fuerzas extranjeras sigan presentes en Afganistán", aseguró a la agencia afgana AIP un portavoz talibán, Mohamad Yusuf Ahmadi.

La insurgencia reaccionó así a las palabras de Clinton, quien en su primer gran discurso sobre política exterior aseguró ayer que EEUU dará la bienvenida a los insurgentes que abandonen las armas, se aparten de la red terrorista Al Qaeda y acepten la Constitución afgana.

Ahmadi rechazó que existan talibanes moderados y radicales, tal y como mantiene la Administración Obama, que busca atraer a una parte de la insurgencia a un proceso de reconciliación nacional.

"No existe tal división entre los talibanes. Más bien, todos los talibanes tienen una misma fe y no pueden soportar la presencia de fuerzas extranjeras en su territorio", zanjó.

Otro portavoz insurgente, Zabihullah Mujahid, convino en que "ningún afgano sensible puede abandonar las armas" y apostó por seguir con la lucha contra las tropas internacionales.

"Si EEUU realmente quiere paz en Afganistán y en la región, debería retirar sus tropas inmediatamente y sin condiciones", exigió Mujahid, citado por AIP.

El presidente de EEUU, Barack Obama, ya sugirió en marzo la posibilidad de entablar conversaciones con un sector de los insurgentes, en una estrategia similar a la usada en Irak, aunque admitió que el conflicto afgano es más "complejo".

Esta propuesta fue apoyada por el presidente afgano, Hamid Karzai, quien siempre ha expresado su deseo de negociar en términos más amplios e incluso con el máximo líder talibán, el mulá Omar.

La cúpula insurgente siempre ha rechazado en público cualquier diálogo y el año pasado el propio mulá Omar tachó de "propaganda" las informaciones en la prensa según las cuales los talibanes habían entablado algunos contactos con el Gobierno afgano.