Público
Público

Se tambalea la tregua entre Israel y Hamás con 6 muertos palestinos y 35 cohetes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La muerte de seis milicianos de Hamás en una incursión terrestre y aérea del Ejército israelí en Gaza, y la respuesta de los milicianos palestinos con el disparo de al menos 35 cohetes y proyectiles de mortero contra Israel hacen peligrar la tregua que rige en la franja palestina desde junio pasado.

En la operación terrestre también resultaron heridos seis soldados israelíes, dos de ellos de gravedad, indicaron fuentes castrenses israelíes.

La escalada de violencia en la zona empezó anoche en coincidencia con la celebración de las elecciones presidenciales estadounidenses, y cuando falta mes y medio para que concluya el período de seis meses de tregua acordado entre Israel y Hamás en junio.

Los seis milicianos palestinos, miembros del brazo armado del movimiento islámico, las "Brigadas de Azedín al Kasem, perdieron la vida en enfrentamientos con soldados israelíes y ataques aéreos sobre el centro de la franja.

Fuentes de Hamás, que gobierna de facto Gaza, dijeron que las tropas israelíes y los milicianos palestinos protagonizaron fieros enfrentamientos en una zona que comprende el este del campo de refugiados de Al Bureij y la localidad de Deir al Balaj, donde también hubo heridos.

En ese área irrumpieron anoche fuerzas terrestres israelíes apoyadas por vehículos blindados, que se retiraron a primera hora de la mañana después de destruir un túnel cavado por milicianos y destinado al "secuestro de soldados", según mantiene un comunicado el Ejercito de Israel.

Residentes en la zona dijeron haber escuchado varias explosiones y tiroteos, a la vez que helicópteros de la Fuerza Aérea israelí sobrevolaban la zona y disparaban contra los milicianos palestinos.

Una portavoz del Ejército israelí dijo a Efe que la incursión se trató de un hecho puntual, destinado a destruir el túnel que suponía una "gran amenaza", y estaba ubicado a una distancia de 250 metros de la verja de seguridad que circunda Gaza.

En la operación también resultaron heridos seis soldados israelíes, dos de ellos de gravedad y el resto leves, dijeron fuentes castrenses.

El brazo armado de Hamás asumió la autoría del disparo de varias decenas de proyectiles de mortero y cohetes contra suelo israelí ya por la mañana, sin que causaran heridos o daños de importancia.

"Nunca nos quedaremos callados ante las violaciones de la ocupación israelí a pesar de la tregua. Nos enfrentaremos a cualquier agresión contra el pueblo palestino y nuestras milicias", advirtió la facción armada.

Este es el primer enfrentamiento armado entre fuerzas israelíes y milicianos en Gaza desde la entrada en vigor el 19 de junio del alto el fuego temporal que rige en la zona y fue alcanzado gracias a la mediación de Egipto.

Precisamente El Cairo también media entre las facciones rivales palestinas de Hamás y Al Fatah, para lograr su acercamiento o la reanudación del denominado "diálogo nacional", con una reunión prevista el próximo 10 de noviembre en la capital egipcia.

Hamás acusó hoy a Israel de intentar sabotear ese encuentro y echar por tierra el cese de las hostilidades.

"Esta agresión muestra que Israel no está interesado en la tregua y sigue golpeando a los palestinos. Es obvio que pretende envenenar la atmósfera antes de que se inicie el diálogo", aseveró Fawzi Barhum, otro portavoz de Hamás en Gaza.

El Ejército israelí, por su parte, subrayó que "no tiene intención de hacer peligrar la tregua", y que la operación en Gaza tuvo como propósito "eliminar un peligro y amenaza inmediatos representado por Hamás".

Entretanto, el Ministerio de Defensa israelí ha decidido cerrar los pasos de mercancías y cruces fronterizos de Gaza, en respuesta al masivo lanzamiento de cohetes contra su territorio.

Su titular, Ehud Barak, mantuvo un encuentro con altos mandos del Ejército y los organismos de seguridad para analizar la última espiral bélica, que una vez más parece amenazar la relativa calma que regía en la zona desde hace más de hace cuatro meses y medio.

Saud Abú Ramadán