Público
Público

Tanques georgianos penetran en Tsjinvali, virtualmente en ruinas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Tanques georgianos penetraron hoy en la capital de la separatista región de Osetia del Sur, Tsjinvali, que ha quedado prácticamente destruida, según el comandante de las tropas de paz rusas.

"Hay carros de combate georgianos en Tsjinvali. Hay combates encarnizados por toda la ciudad", aseguró el general Marat Kulajmétov, comandante de la fuerzas de paz rusas destacadas en Osetia del Sur, en conversación telefónica con Efe.

Kulajmétov añadió que "como resultado del cañoneo de Tsjinvali con armas pesadas durante muchas horas, la ciudad ha sido prácticamente destruida".

"En varias horas la ciudad quedó prácticamente destruida, muchos edificios yacen en ruinas. Falta agua, no hay electricidad ni luz y apenas funciona la comunicación telefónica", dijo Kazbek Fríev, comandante del batallón oseta de las Fuerzas Mixtas de Paz en Osetia del Sur, a la agencia RIA-Nóvosti.

Tras varias horas de cruentos combates, el ejército georgiano se ha hecho con el control de casi la totalidad de la región separatista y de la capital, castigada por la artillería georgiana desde anoche.

El secretario del Consejo de Seguridad Nacional de Georgia, Alexandr Lomaya, dio a los separatistas de Osetia del Sur hasta las 18.00 hora local (14.00 GMT) de plazo para cesar el fuego y deponer las armas.

"Las tropas gubernamentales les dieron un plazo de tres horas a los separatistas para que cesen el fuego y depongan las armas", dijo a Efe Lomaya, quien aseguró que los efectivos georgianos suspendieron unilateralmente las acciones a las 15.00 hora local (11.00 GMT).

Agregó que todos los secesionistas que entreguen las armas serán amnistiados.

Mientras, el ministerio de Defensa de Rusia envió refuerzos a Osetia del Sur para proteger a las tropas de paz rusas y a los ciudadanos de esa región, que en su mayoría tiene la ciudadanía rusa.

"Hemos enviado a la zona (Osetia del Sur) refuerzos adicionales, que ayudarán a las fuerzas de paz y contribuirán a detener el derramamiento de sangre", declaró el ministerio en un comunicado.

Testigos en la frontera dijeron a la agencia RIA-Nóvosti que la columna que cruzó el túnel de Rog, que une la república rusa de Osetia de Norte con Osetia del Sur, la integran más de un centenar de carros de combate, blindados y piezas de artillería autopropulsadas.

Mientras, el presidente ruso, Dmitri Medvédev, afirmó hoy que no permitirá la "muerte impune" de los ciudadanos rusos y advirtió que los culpables serán castigados.

El jefe del Kremlin, que convocó una reunión urgente del Consejo de Seguridad para abordar la situación en la separatista región georgiana de Osetia del Sur, dijo que la Constitución le obliga "a defender la vida y la dignidad de los ciudadanos rusos estén donde estén".

"Hoy por la noche, las tropas georgianas cometieron en Osetia del Sur un acto de agresión contra las tropas rusas de paz y la población civil", señaló.

El portavoz del ministerio del Interior georgiano, Shotá Utiashvili, afirmó que un avión ruso bombardeó la base militar de Viaziani, a unos 15 kilómetros al oeste de Tiflis.

Según Utiashvili las dos bombas que estallaron en el recinto militar, donde se reúnen los reservistas movilizados por el Gobierno, no causaron bajas.

El canal georgiano de televisión Rustavi-2 informó que las baterías georgianas habían derribado dos cazas rusas Su-24, pero las autoridades rusas no niegan.

Previamente, en un mensaje televisado, el líder georgiano, Mijaíl Saakashvili, denunció que Georgia es víctima de una agresión a gran escala, llamó a Rusia a suspender los bombardeos y movilizó a los reservistas.

Saakashvili recordó que anoche, tras los ataques de las fuerzas separatistas de Osetia del Sur contra poblados georgianos, las tropas gubernamentales abrieron fuego de respuesta y lanzaron una ofensiva.

"Rusia nos está bombardeando. Contra Georgia ha sido lanzada una agresión a gran escala", dijo Saakashvili, quien añadió: "Las bombas y los ataques no nos asustan. Resistiremos y venceremos".

Saakashvili anunció la movilización general de reservistas con instrucción militar de entre 25 y 40 años, medida que supondrá una inyección de 100.000 hombres a las fuerzas armadas.