Público
Público

Tanques y soldados israelíes invaden la Franja de Gaza

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Nidal al-Mughrabi

Tanques y soldados israelíes se enfrentaban el domingo a combatientes de Hamás en la Franja de Gaza, en una ofensiva terrestre que se lanzó después de que los ocho días de ataques aéreos letales no impidieran que el grupo islamista lanzara cohetes contra Israel.

Utilizando lentes de visión nocturna en los cascos y pintura de camuflaje en la cara, los soldados israelíes entraron el sábado al densamente poblado enclave junto a columnas de tanques que procedían de cuatro puntos, mientras sobrevolaban los helicópteros de combate.

Los proyectiles de tanques israelíes dejaron el domingo al menos 12 palestinos muertos, la mayoría de ellos civiles, durante los enfrentamientos con Hamás en el norte de la Franja de Gaza, según médicos y testigos palestinos.

Al menos dos de los muertos por los proyectiles de tanques en Beit Lahiya eran milicianos, pero la mayoría eran civiles, entre ellos cuatro miembros de la misma familia que murieron cuando un proyectil impactó contra su casa.

Por otro lado, Hamás dijo que ha capturado a dos soldados israelíes y que los mantiene como rehenes.

Sin embargo, el Ejército israelí dijo que no tenía conocimiento de que alguno de sus soldados haya sido capturado por Hamás.

Israel dijo que 30 de sus soldados han resultado heridos, dos de ellos de gravedad, desde el inicio de la ofensiva terrestre y que aviones israelíes atacaron más de 45 blancos, incluidos túneles de contrabando, depósitos de armas y equipos de morteros.

"En el intercambio de disparos durante la noche, decenas de miembros armados de Hamás resultados heridos", dijo el Ejército israelí en su comunicado.

En Naciones Unidas, Estados Unidos frustró los esfuerzos de Libia por persuadir al Consejo de Seguridad de la ONU para que pida un alto el fuego inmediato, dijeron diplomáticos.

Israel dijo que ha convocado a decenas de miles de reservistas y el principal portavoz del Ejército estimó que la operación en el territorio controlado por Hamás podría llevar "muchos días".

Es posible que el gran número de víctimas aumente la presión internacional sobre Israel para que detenga su mayor operación en la Franja de Gaza en cuatro décadas, acción que conlleva un significativo riesgo político para los líderes israelíes antes de las elecciones nacionales el 10 de febrero.

La situación de los 1,5 millones de palestinos en Gaza se estaba volviendo más desesperada. La gente se ha refugiado en sus hogares durante días y las agencias humanitarias advierten que el agua y los suministros médicos se están agotando.

OPERACION A GRAN ESCALA

El Ejército israelí dijo que "una gran cantidad de infantería, tanques, ingenieros, artillería y fuerzas de inteligencia" están operando en la Franja de Gaza, apoyadas por ataques de aeronaves y buques de guerra desde la costa del Mediterráneo.

Un portavoz del brazo armado de Hamás, las Brigadas Iz el Din al Qasam, dijo que las fuerzas israelíes se enfrentaban a una muerte segura o a ser capturados. "El enemigo sionista debe saber que esta batalla en Gaza la perderá", dijo el portavoz Abu Ubaida.

Al menos una cuarta parte de los 453 palestinos que han muerto en el actual conflicto eran civiles, dijo una agencia de Naciones Unidas. Un importante grupo de derechos humanos palestino estimó la cifra en un 40 por ciento.

Cuatro israelíes han muerto por los cohetes que continúan cayendo en el sur de Israel.

En Nueva York, el Consejo de Seguridad de la ONU celebró una reunión especial para discutir los últimos acontecimientos.

Varios diplomáticos del consejo dijeron que el rechazo de Estados Unidos a apoyar un llamamiento preparado por Libia para una tregua inmediata liquidó la iniciativa, debido a que los comunicados deben ser aprobados de manera unánime.

El Departamento de Estado de Estados Unidos dijo que el alto el fuego debe darse "lo antes posible", en un comunicado en el que instó a Israel a "tener cuidado de las posibles consecuencias para los civiles", pero que no se refirió directamente a la invasión ni pidió una tregua inmediata.

Según el comunicado, Washington está trabajando para lograr un alto el fuego que no permita el restablecimiento del status quo, "donde Hamás puede seguir lanzando cohetes desde Gaza y condenando a la gente de Gaza a una vida de miseria".

Un portavoz del presidente palestino, Mahmud Abas, condenó el ataque israelí como una "agresión despiadada".

"PROTEGER AL HOGAR"

El ministro de Defensa de Israel, Ehud Barak, dijo que el objetivo de la ofensiva terrestre es "proteger el hogar" de los ataques con cohetes. En un discurso televisivo, Barak evitó hacer cualquier amenaza de derrocar al gobierno de Hamás en el territorio costero.

"No será fácil. No será corto", dijo Barak, líder del centro izquierdista partido Laborista y candidato al cargo de primer ministro, en una elección en la que sondeos de opinión prevén el regreso del derechista Benjamin Netanyahu al poder.

La tregua de seis meses que fue mediada por Egipto expiró el 19 de diciembre, pero fue puesta permanentemente a prueba por los ataques con cohetes de Hamás y por las operaciones del Ejército israelí contra el grupo.