Público
Público

El TAS mantiene un partido a puerta cerrada para el Atlético

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Atlético de Madrid tendrá que disputar a puerta cerrada el encuentro de Liga de Campeones de la semana próxima contra el PSV Eindhoven, después de que el Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS, por sus siglas en francés) decidiera mantener esta sanción.

La máxima instancia del deporte sí redujo a la mitad la sanción económica, dejándola en 75.000 euros, por considerar que los actos de racismo considerados por la UEFA en el encuentro de Champions contra el Olympique de Marsella que se celebró el 1 de octubre en el Vicente Calderón "no pudieron ser establecidos con certitud".

En el partido se produjeron incidentes en la grada que la UEFA sancionó con dos encuentros al menos a 300 km de Madrid y un tercero a puerta cerrada en caso de futuros problemas, además de una multa de 150.000 euros, por considerar que hubo fallos en la organización que llevaron a los choques entre aficionados y policías.

El club madrileño apeló y la sanción se redujo a un partido a puerta cerrada con un posible segundo, aunque se mantuvo la sanción económica. Pero el Atlético decidió acudir al TAS, que tomó una decisión el miércoles tras una reunión en Lausana.

"Tras haber examinado los argumentos y las pruebas de las partes, la Formación Arbitral del TAS, a instancias de la UEFA, ha llegado a la conclusión de que el Atlético de Madrid cometió varios errores graves en materia de seguridad en el partido contra el Olympique de Marsella que favorecieron los incidentes ocurridos en el Vicente Calderón", añadió.

Además dijo que la situación del club se agravaba por antecedentes recientes.

Sin embargo, el TAS, que ampliará sus argumentos en una fecha sin identificar, optó por anular el segundo partido pendiente.

El equipo rojiblanco destacó en un comunicado en su página web la "considerable" reducción de la sanción económica y que "el fallo del TAS, como las pruebas presentadas demostraron, ha ratificado al ciento por ciento la postura del Club Atlético de Madrid en cuanto a los gritos racistas alegados por el Olympique de Marsella".