Público
Público

La tasa de desempleo de EEUU sube a su máximo en 14 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La economía estadounidense perdió 240.000 empleos en octubre, más de lo esperado, lo que llevó a la tasa de desocupación a un máximo en más de 14 años, mostró el viernes un informe oficial que reflejó un fuerte deterioro del mercado laboral.

Además, el dato de septiembre fue revisado al alza para mostrar una pérdida de 284.000 empleos, la mayor cantidad de puestos de trabajo cerrados desde noviembre de 2001, poco después de los atentados del 11 de septiembre.

Agravando el cuadro, el Departamento de Trabajo revisó también al alza la cifra de agosto para reflejar el cierre de 127.000 puestos de trabajo, implicando que en ese mes y en septiembre se perdieron 179.000 empleos más de lo pensado inicialmente.

La tasa de desempleo subió del 6,1 por ciento de septiembre a un 6,5 por ciento, alcanzando su nivel más alto desde marzo de 1994.

"Hemos entrado en la fase de serias condiciones de recesión. Lamentablemente, encontraremos más de esto hacia adelante", dijo Richard DeKaser, economista jefe de National City, en Cleveland.

"Esto va a incrementar la urgencia de otro paquete de estímulo económico para frenar la caída", agregó.

Wall Street esperaba que se perdieran 200.000 empleos en octubre y que la tasa de desempleo sería del 6,3 por ciento.

Tras el dato, los futuros de Wall Street frenaron sus ganancias, mientras que el dólar extendió sus pérdidas y los bonos del Tesoro pasaron a terreno negativo.

En lo que va de este año, se han perdido 1,2 millones de empleos, de los cuales 651.000 fueron en los últimos tres meses.

En el sector manufacturero se cerraron 90.000 puestos en octubre, mes en el que los 27.000 trabajadores de ensamblaje de Boeing realizaron una huelga. Estos recortes se suman a los 56.000 empleos fabriles perdidos en septiembre.

En la industria productora de servicios, los empleadores cerraron 108.000 empleos el mes pasado tras recortar 201.000 en septiembre.

En la misma línea, la construcción perdió 49.000 empleos más, que se suman a los 35.000 eliminados en septiembre, buena parte de ellos en sectores vinculados con la edificación de casas.

Las horas promedio trabajadas se mantuvieron estables en 33,6, mientras que las horas extras permanecieron sin cambios en 3,6 horas.