Público
Público

La tasa de paro juvenil rompe su techo y llega al 57,22%

Hay 960.400 jóvenes entre 16 y 25 años que no trabajan. Son 30.000 más que al cierre de 2012. Los parados de larga duración ya son casi la mitad del total de desempleados

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La tasa de paro juvenil —menores de 25 años— se situó en el 57,22% en el primer trimestre del año, 2,09 puntos más que en el cuarto trimestre de 2012, lo que hace que el número de jóvenes desempleados sea de 960.400.

Según los datos de la Encuesta de Población Activa (EPA) publicada este martes por el INE, del total de jóvenes sin empleo, la mayoría está en la franja entre 20 y 24 años, con 755.600, mientras que los comprendidos entre 16 a 19 años sumaron 204.800.

La tasa de paro de los hombres menores de 25 años en los primeros tres meses del año es del 59,21%, frente al 56,23% del cuarto trimestre de 2012. La tasa de paro de las mujeres alcanza el 54,96%, frente al 53,89% anterior.

Por sexos, se registraron 410.200 hombres desempleados entre 20 y 24 años, y 119.900 entre 16 y 19, lo que supone un total de 530.100.

Asimismo, hubo 345.500 mujeres sin empleo entre 20 y 24 años, y 84.900 entre 16 y 19, lo que suma un total de 430.400.

En el último año, el número de jóvenes en paro se ha incrementado en 38.600 desempleados (+4,2%). La tasa de paro actual de los menores de 25 años es cinco puntos superior a la existente en el primer trimestre de 2012 (52,1%).

La actividad no ha podido amortiguar en el primer trimestre la subida del paro entre el colectivo juvenil, pues no ha experimentado cambios, de tal forma que el número de activos menores de 25 años se ha mantenido en 1.678.400 personas.

Los jóvenes y los parados de larga duración (más de un año en el desempleo) están siendo uno de los colectivos más castigados por la crisis. De los más de 6,2 millones de parados contabilizados en España al finalizar marzo, el 15,5% son jóvenes menores de 25 años y el 46,7% son parados de larga duración.

De hecho, el número de parados de larga duración se incrementó en 111.200 personas en el primer trimestre, un 4% más que en el trimestre anterior, hasta situarse por encima de los 2,9 millones de personas. En el último año, los parados de larga duración han aumentado en 515.700 personas (+21,6%)