Público
Público

La Tate confrontará a Turner, el pintor de la luz, con sus maestros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La galería Tate Britain confrontará en su exposición de otoño a uno de los más geniales pintores de este país, Joseph Mallord William Turner (1775-1851), el pintor de la luz, con sus maestros y los artistas contemporáneos a los que trató de emular.

"Turner y sus Maestros" se titula la exposición que, del 23 de septiembre al 31 de enero del próximo año, permitirá a los visitantes admirar obras maestras de Turner junto a otras de pintores como Tiziano, Canaletto, Aelbert Cuyp, Poussin, Rembrandt, Ruisdael, El Veronés, Watteau o Constable.

Según sus organizadores, la exposición permitirá apreciar cómo las respuestas de Turner a otros artistas son homenajes a la vez que una "forma sofisticada de crítica de arte", destinada a demostrar su profunda comprensión de la técnica de aquellos y su capacidad de apropiación de su magisterio.

La exposición, que viajará luego a París y al Museo del Prado (de junio a septiembre del próximo año), yuxtapondrá por ejemplo "El descanso en la huida a Egipto" (1647), de Rembrandt, a "Luz de la luna, estudio en Millbank" (1797), de Turner.

"Moisés salvado de las Aguas", de Claude Lorena, del madrileño Museo del Prado, podrá cotejarse con "Cruzando el arroyo", de Turner (1815), y "Mar Bravío en un rompeolas", de Ruisdael, procedente del Kimbell Art Museum (Fort Worth, Texas, EEUU), con "Port Ruysdael", de Turner (Yale Center for British Art).

"El Diluvio" (1660-1664), de Poussin, del Louvre, se aparejará con la obra de igual título de Turner, exhibida en 1805, mientras que "Una galerna" (1672), del holandés Willem van de Velde (Toledo Museum of Art, EEUU) volverá a exhibirse por primera vez en más de 170 años junto a "Barcos holandeses en una Galerna", de Turner, perteneciente a una colección particular.

También y por primera vez desde que se exhibieran juntos en una exposición de la Royal Academy of Arts londinense en 1832, "Helvoetsluys", de Turner, procedente del Fuji Art Museum de Tokio, hará pareja con la "Apertura del Puente de Waterloo", de Constable (Tate).

La estrategia de Turner, algo raro en la historia del arte europeo, consistió en entrar en competencia directa con artistas contemporáneos y maestros del pasado a los que consideraba dignos rivales.

Turner construyó su gran reputación de pintor al óleo desafiando así a los viejos maestros y pintando obras que podían por mérito propio colgarse junto a las de aquellos.