Público
Público

La Tate convierte los ensayos del ballet de Michael Clark en obra de arte

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Sala de Turbinas de la Tate Modern acoge estos días los ensayos de la compañía de danza del coreógrafo escocés Michael Clark como si de una obra de arte se tratara, según ha informado la galería londinense.

Considerado uno de los coreógrafos más rompedores del panorama actual, Clark y su compañía harán de este monumental espacio un lugar para la práctica y la experimentación mientras preparan su próximo espectáculo.

Desde que abriera sus puertas hace ya diez años, la Sala de Turbinas de la Tate ha servido para mostrar varias instalaciones de artistas contemporáneos como Louise Bourgeois, Olafur Eliasson o Doris Salcedo, pero es la primera vez que el espacio deja a un lado la exhibición de una obra ya acabada para centrarse en el ensayo de una producción artística.

El público formará parte de esta propuesta ya que Clark ha solicitado la colaboración de 100 voluntarios que se unirán semanalmente a su compañía coreográfica en sesiones especiales de los ensayos.

Un diseñador gráfico, un trabajador social y un editor son algunos de los bailarines no profesionales, con edades comprendidas entre los 20 y los 55 años, que se han prestado a colaborar en este proyecto que culminará con la representación de una coreografía masiva con música de David Bowie que interpretarán para los visitantes del museo el último fin de semana de agosto.

Clark ha sido descrito en alguna ocasión por la crítica como "el hombre que hizo del ballet algo 'cool'", gracias a producciones como la que presentó el verano pasado en el Festival de Edimburgo con música de tres grandes del rock de los setenta: David Bowie, Iggy Pop y Lou Reed.