Público
Público

Los taxistas anuncian nuevas protestas este mes contra el liberalismo de la CNMC 

Se manifestarán frente al regulador de la Competencia el 17 y el 25 de octubre por seguir adelante en su recurso contra la decisión de Fomento de interponer restricciones a las VTC, las licencias que Uber y Cabify utilizan para prestar servicio

Publicidad
Media: 5
Votos: 1
Comentarios:

Una taxista de Madrid con el rostro pintado con los colores de los taxis de la capital, en una manifestación contra Uber en abril. REUTERS/Susana Vera

Los taxistas volverán a protestar en las calles de Madrid en las próximas semanas. La federación de asociaciones de taxistas españoles, Fedetaxi, ha anunciado manifestaciones los días 17 y 25 de octubre y 2 de noviembre frente a la sede de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), a la que acusan de buscar la liberalización del mercado de transporte urbano de viajeros en beneficio de grandes empresas como Uber y Cabify. 

El gremio del taxi acusa al regulador de apoyar la defensa que estas empresas hacen de su actividad, asegurando que no es "de transporte" sino que se limita a "poner en contacto" a viajeros con conductores. Una posición que "ha sido rebatida con prohibiciones o sanciones a estas compañías en Madrid, Londres, Copenhague, Roma, Berlín o París así como censurada por varios juzgados y hasta por el abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea", recuerda Fedetaxi.

El motivo de la protesta es el recurso contencioso-administrativo que la CNMC elevó contra la decisión de 2015 del Ministerio de Fomento de regular la concesión de licencias VTC (las que utilizan para operar los conductores que trabajan mediante Ubery Cabify) en función del número licencias de taxi concedidas en el municipio (estipuló mediante un reglamento que la proporción debía de ser 1 VTC por cada 30 taxis) así como de flota mínima, potencia y dimensiones de los coches, etc. El recurso fue admitido a trámite por el Tribunal Supremo en 2016. 

La parada de taxis del aeropuerto Adolfo Suarez Madrid Barajas durante la protesta del sector contra Uber y Cabify. REUTERS/Juan Medina

"Las citadas barreras limitan la entrada y la capacidad de competir de los vehículos de alquiler con conductor (VTC) —argumentó entonces la CNMC— reducen la competencia en el mercado de transporte urbano de viajeros; y afectan negativamente a los precios, la calidad, la innovación y, en definitiva, al bienestar general". El regulador de la Competencia cifró las pérdidas para los consumidores de la decisión de Fomento en al menos 324,3 millones de euros al año.

"Regalar el mercado"

Para Fedetaxi, esta posición del regulador es un "empecinamiento del presidente de la CNMC de litigar contra el Ministerio de Fomento para intentar derogar la norma reguladora de las VTC y regalarles el mercado". Por ello han pedido la dimisión de su presidente, José María Marín Quemada, por "quedarse solo en Europa defendiendo a empresas como Uber".