Público
Público

Uber Los taxistas españoles paran 12 horas en protesta por la irrupción de Uber y Cabify

El sector no dará servicio este martes de 06.00 a 18.00 horas por la "competencia desleal" de estas empresas. Una marcha a pie recorrerá las calles de Madrid a partir del medio día

Publicidad
Media: 5
Votos: 1

Un conductor de taxi sostiene una bengala durante la protesta contra las empresas de economía colaborativa como Uber, a las que acusan de 'dumping', en una manifestación en abril en Madrid. REUTERS/Susana Vera

Los taxistas españoles ha convocado un paro estatal este martes de 06.00 hasta las 18.00 horas para protestar contra la irrupción de Uber y Cabify en el transporte urbano de viajeros, que consideran "competencia desleal". Madrid, donde se llevará a cabo la principal manifestación, se quedará prácticamente sin taxis esas 12 horas y a partir del mediodía, miles de taxistas de toda España llevarán a sus calles.

Con 25 taxis en la cabecera, la protesta a pie convocada por las principales asociaciones del gremio de taxistas de toda España comenzará en la glorieta de Atocha y concluirá en la plaza de Neptuno, muy cerca del Congreso, que es a donde el colectivo quiere en esta ocasión que llegue su voz.

Uber y Cabify, las plataformas que conectan a viajeros con conductores con licencia VTC (vehículo de alquiler con conductor), son el motivo de la protesta de los taxistas.

[Más información: Cuando el capitalismo radical se disfraza de economía colaborativa]

Los taxistas creen que, por las políticas de las administraciones, se va a "permitir sustituir" el modelo de servicio público del taxi "por otro privatizado a favor de las multinacionales", como Uber y Cabify.

Los taxistas denuncian que se va a "sustituir" el modelo de servicio público del taxi "por otro privatizado a favor de las multinacionales"

El presidente de la Asociación Gremial de Auto Taxi de Madrid y de Fedetaxi, la federación española de asociaciones, Miguel Ángel Leal, asevera que le resulta "sangrante cómo los políticos han dejado en manos de los tribunales y las multinacionales la política de movilidad en España". Leal opina que esta situación "deja desamparados" a más de 100.000 trabajadores del taxi.

Desde la Confederación de Taxistas Autónomos de España (CTAE), su presidente, Julio Sanz, denuncia que existe una "concesión indiscriminada de autorizaciones" de VTC y añade que su número es "en la actualidad tres veces superior a lo permitido por la legislación".

La ley actual establece un ratio de una licencia de VTC por cada 30 taxis. A Uber, en cambio, le gustaría que el escenario no fuera este, sino una liberalización que no pusiera límites a las licencias VTC con las que operan en Madrid y Barcelona.

Los beneficios de liberalizar, según Uber

La plataforma estadounidense quiso indagar en los beneficios que obtendrían los ciudadanos de estas dos capitales en un escenario de liberalización de las licencias VTC. El resultado, tras encargar un estudio a Analistas Financieros Internacionales (AFI), es que se generarían 63.000 puestos de trabajo adicionales (43.919 en Madrid y 19.181 en Barcelona).

[Entrevista | Uber: "En España, Uber no es economía colaborativa"]

Uber afirma que si se liberaliza el mercado del taxi se generarían 63.000 puestos de trabajo adicionales

Uber, asimismo, se aferra a los supuestos beneficios que su manera de operar tiene entre los ciudadanos, relacionada directamente con un menor precio del servicio. Su director de Operaciones, Juan Galiardo, ha precisado al respecto que una "carrera" en los vehículos VTC es 5 euros más barata, de media, que la de un taxi.

La CNMC, a favor. El TJUE, en contra

Uber también destaca el informe que la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) hizo sobre su modo de operar. La CNMC se mostró contraria a restringir la competencia en el transporte urbano de pasajeros y a blindar "el régimen de monopolio existente en la prestación de servicios de taxi".

En el otro terreno de juego, desde el taxi se consideró como un espaldarazo a sus reivindicaciones la reciente consideración de un abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE), sobre que Uber es también una empresa de transporte -como el taxi- y no una plataforma que conecta personas.

De este modo, Uber o Cabify tendrían la misma consideración y tributarían de igual manera que lo hace el taxi, que contrasta con la idea de estas plataformas, que se basa en que solo ponen en contacto a un particular con un conductor con licencia.

Uber ha solicitado públicamente que no se produzcan incidentes violentos este martes contra los conductores y sus vehículos con licencia VTC.

Los taxistas piden a los ciudadanos y sus usuarios que comprendan estas protestas porque, dicen, "no solo afectan al taxi, sino al modelo de movilidad que nos quieren imponer a todos".