Público
Público

Los taxistas griegos bloquean Creta y Corfú

También bloquearon el acceso al puerto y el aeropuerto de Atenas el pasado lunes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los taxistas griegos se levantaron en pie de guerra por cuarto día consecutivo, aprovechando la llegada de los turistas, y bloquearon los puertos y aeropuertos de las islas de Creta y Corfú.

En Creta, uno de los principales destinos turísticos del país, unos 200 taxistas bloquearon el acceso a puertos y al aeropuerto, según un responsable policial. Los pasajeros tuvieron que caminar unos 400 metros para coger sus autobuses.

Los taxis también han bloqueado el puerto de Corfú, obligando a los pasajeros a caminar cientos de metros para tomar autobuses. 'No permitirán que los autobuses recojan a los pasajeros', ha explicado un responsable del servicio de guarda costas.

La profesión de taxista entra dentro de las 135 que contempla el plan de ajuste del Gobierno heleno para cumplir con las condiciones del rescate financiero de la UE y el FMI. El turismo, que representa el 16% del PIB griego, es uno de los sectores en los que el Gobierno pretende aumentar los ingresos, hasta un 10%, a lo largo de los próximos años.

Responsables de la industria turística han señalado que por el momento las reservas no se han visto afectadas por la huelga de los taxistas, pero ésta podría afectar al sector a largo plazo, junto con otras protestas. 'Los problemas que se están encontrando los turistas podrían tener un impacto negativo en el turismo', ha prevenido Andreas Andreadis, director del principal ente turístico del país, SETE, pidiendo al Gobierno que adopte acciones legales contra las personas que están obstaculizando el transporte.

Pero los taxistas, que también han perturbado el tráfico en otras carreteras del país y bloqueado el acceso al puerto y el aeropuerto de Atenas el lunes, han prometido seguir adelante con la huelga, que ya se suma cuatro días, si no se cumplen sus demandas. Estos argumentan que la reforma, que reducirá el coste de las licencias de taxi a unos pocos miles de euros desde las decenas de miles actuales, afectará a un sector ya afectado por la crisis.

'Nuestra decisión es final. No volveremos al trabajo a menos que el ministro resuelva el problema, debe resolverlo', ha señalado el líder del principal sindicato de taxistas, Efthimis Lyberopoulos, en declaraciones a Reuters.