Publicado: 01.07.2014 09:59 |Actualizado: 01.07.2014 09:59

Los taxistas de Madrid claman de nuevo contra Uber

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El sector del taxi de Madrid ha realizado hoy una nueva marcha para protestar por la actividad de Uber, una empresa norteamericana que pretende entrar en el sector del transporte español con una aplicación móvil que pone en contacto a los usuarios con conductores privados. Con la ayuda de los teléfonos inteligentes, Uber calcula el coste del trayecto como si de un taxímetro se tratara y cobra al usuario a través de la propia aplicación, ingresándole el importe de la carrera al conductor y quedándose con una comisión del 20%. Los taxistas consideran que es una competencia ilegítima y piden que se prohíba el servicio.

El argumento de los taxistas se basa en que esta aplicación no exige a sus conductores estar en posición de una licencia, ni el carné BTP que permite realizar servicios públicos, ni la homologación de su vehículo para el transporte de ciudadanos. Lo único que la empresa pide a sus conductores es darse de alta en el servicio, tener un coche reciente y voluntad de ponerlo a disposición de los usuarios. De esta forma, los conductores de Uber se ahorran el costoso proceso, en tiempo y dinero, necesario para recibir el permiso de la Administración pública.

Además, desmienten la visión de que Uber supone una iniciativa tecnológica, puesto que existen alternativas legales que ofrecen un servicio prácticamente idéntico. La marcha ha discurrido desde la Plaza de Cuzco hasta Nuevos Ministerios, donde los representantes del sector han entrado en el ministerio para entregar un manifiesto con sus peticiones. Los organizadores calculan que han participado unas 4.000 personas en la marcha. En Madrid hay un total de 16.000 de taxis.

Los taxistas europeos llevaron a cabo una multitudinaria protesta el día 11 de junio, cuando realizaron un paro de 24 horas para pedir la prohibición de Uber. La Administración española se comprometió a abrir una ronda de conversaciones con el sector, en las cuales solo se han producido "gestos" que "no son suficientes" para solucionar el conflicto, opina el presidente de la Federación Profesional del Taxi de Madrid, Julio Sanz García.

"No queremos que se llegue al punto de que sea normal que haya coches realizando servicios ilegales"

"Solo dicen qué se va a hacer cuando se coja a alguien realizando un servicio, pero queremos que se actúe antes, no queremos que se llegue al punto en el que sea normal que haya coches realizando servicios ilegales en la calle", explica Sanz García en una conversación con Público. Entre otras cosas, teme que este tipo de reacción de las autoridades quede en nada ya que "las inspecciones de transporte son anecdóticas".

"Queremos transmitir que no todo vale", anuncia el presidente de la Federación, que cree que la actividad de Uber es "completamente ilegal" y forma parte de la "economía sumergida". Por ello, manifiesta que el sector del taxi "no va a quedarse parado".

Uber, por su parte, se defendió de estas acusaciones en una conversación con Público alegando que su actividad se encuadra dentro de la "economía colaborativa", que no está correctamente regulada por la Administación y por lo tanto, no incumple ninguna ley. De momento, la aplicación solo está presente en Barcelona, aunque las protestas de los taxistas han provocado que se dispare la atención de los ciudadanos en ella.


http://www.quoners.es/debate/crees-que-los-clientes-de-taxis-y-de-las-aplicaciones-para-compartir-coches-son-los-mismos