Público
Público

Taylor Momsen, niña bien en "Gossip Girl", exhibe en España su vertiente rock

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Su fisonomía de modelo rubia y su carrera como actriz en una serie sobre pijos neoyorquinos no juegan necesariamente a su favor en su agresiva deriva musical, pero Taylor Momsen, cantante de The Pretty Reckless, defiende que "el rock es para todos" y reivindica a bandas como Nirvana, SoundGarden y AC/DC.

"En general, todo el mundo se muestra escéptico" reconoce con una sonrisa esta joven de Saint Louis (EEUU) que en unos días cumplirá los 18 años y que esta noche se presentará ante el público de Barcelona (sala Razzmatazz) y mañana ante el de Madrid (sala Caracol).

"Light me up" (2010) es el nombre de su primer disco, una colección de canciones compuestas por ella misma y el guitarrista Ben Phillips, de estilo garage rock con un punto de blues y con los temas "Make me wanna die" y "Miss nothing" como singles, que en Reino Unido llegó a entrar entre los diez álbumes más vendidos.

El suyo es un caso de precocidad en todos los sentidos. Un concierto de los White Stripes, cuando sólo tenía cinco años, fue el detonante de su pasión musical, pero ya con dos años trabajaba para una agencia de modelos y a los tres participó en la película "El Grinch".

En una entrevista con Efe, asegura que lleva toda la vida entregada a la música, donde vuelca sus propias experiencias, "mi vida" dice ella, aunque se revela cauta cuando se trata de contar alguna experiencia temeraria, como sugiere el título de su banda ("la bella imprudente").

"Nada que te pueda contar", responde Momsen, que se declara "una persona de extremos, apasionada".

Sea impostura o realidad, Momsen no se muestra tan precavida en los directos, como el que protagonizó el pasado mes de octubre en el Download Festival de Londres, cuando se levantó la camiseta para mostrar al público sus pechos tapados con cinta adhesiva negra.

"Amo a los Beatles, AC/DC, SoundGarden, Nirvana, Oasis y Rammstein", cuenta esta intérprete, que defiende que "el rock and roll es para todos" cuando se le comenta que ese no es el tipo de música que se podría esperar de una pija, aunque sea en la ficción.

Momsen saltó a la fama tras protagonizar la serie de televisión "Gossip Girl", que narra las aventuras y desventuras de un grupo de jóvenes neoyorquinos del Upper East Side, la zona más acomodada de la ciudad. "Yo soy más del Lower East Side", asegura en referencia al barrio más multicultural y alternativo de Manhattan.

Sobre su personaje de la ambiciosa Jenny Humphrey, comenta que son muy diferentes. "Lo que más me gusta de ella es que sabe lo que quiere hacer, tiene una pasión artística, ser diseñadora", añade.

Su estética gótica, siempre de negro y con los ojos muy sombreados, contrasta también con el estereotipo previo de niña bien y acompaña esa imagen de rebeldía que la han convertido en un icono para miles de adolescentes en el mundo entero, así como en imagen de la línea de ropa de Madonna "Material Girl" y de un perfume de Galliano.

Eso sí, a pesar de su éxito como modelo y actriz, en el futuro no se ve haciendo las tres cosas. "Sinceramente, estoy muy centrada en la música y es lo que quiero hacer en mi vida, escribir buenas canciones", afirma.

Javier Herrero