Público
Público

El TC declara inconstitucional la ley cántabra que prohíbe el fracking

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El Pleno del Tribunal Constitucional ha declarado inconstitucional la ley cántabra que prohíbe el uso de la técnica de la fractura hidráulica para la extracción de gas (conocida como fracking) en su territorio, al considerar que ha invadido competencias del Estado, según ha confirmado el alto tribunal.

Cantabria fue la primera comunidad autónoma en aprobar una ley para prohibir la fractura hidráulica, que fue recurrida por el Estado ante el Tribunal Constitucional. Desde el 13 de febrero, esta ley autonómica había quedado suspendida al admitir a trámite el recurso del Estado.

El 24 de enero, el Consejo de Ministros acordó presentar un recurso al considerar que la ley de Cantabria del 15 de abril de 2013 es inconstitucional porque vulnera, en su artículo 1, la Ley del Sector de Hidrocarburos.

Según dicha ley, corresponde a la Administración General del Estado otorgar las autorizaciones y permisos relativos a hidrocarburos cuando afecte al ámbito de más de una comunidad y en las zonas de subsuelo marino.

El Gobierno que dirige Mariano Rajoy consideró que la ley cántabra que había recurrido, al prohibir la investigación de extracción de gas de esquisto mediante la técnica del fracking, vacía de competencias al Estado en materia de hidrocarburos.

Asimismo, el Ejecutivo estimó también que, de acuerdo con la jurisprudencia constitucional, las competencias autonómicas sobre medio ambiente no pueden extenderse de manera que impidan completamente el ejercicio de las competencias estatales.

Según el Gobierno, la legislación ambiental no ignora la protección ambiental en la utilización de la fractura hidráulica, ya que, tanto el texto refundido de la ley de evaluación de impacto ambiental como la ley de evaluación ambiental de 2013 sujetan los proyectos que utilicen esta técnica a la evaluación ambiental.

El Gobierno cántabro, aunque se ha declarado "decepcionado" por el fallo del TC, ha afirmado que aprobará la legislación "más restrictiva posible" respetando la doctrina marcada por el Constitucional y la aplicará de la forma "más exigente y rigurosa" para impedir que se use en la comunidad la técnica de fractura hidráulica.

El consejero de Medio Ambiente, Javier Fernández, ha reiterado que Cantabria tiene "instrumentos alternativos" y puede ejercer otros títulos competenciales para impedir el fracking.