Público
Público

El TC no cambia la ponente del Estatut

Los magistrados siguen debatiendo sobre el cuarto borrador elaborado por Elisa Pérez Vera

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los 10 magistrados que componen el Pleno del Tribunal Constitucional volverán a reunirse hoy para seguir trabajando sobre el cuarto borrador que se ha elaborado para redactar una sentencia definitiva sobre el Estatuto de Catalunya, una resolución que lleva tres años demorándose.

Pese a que la prospección realizada la semana pasada rechazaba el texto presentado por la ponente, Elisa Pérez Vera, por seis votos a cuatro, los diez magistrados que intervienen en las deliberaciones relativas al recurso del PP confían en que aún sea posible salvarlo sin que sea necesario comenzar a trabajar en un nuevo borrador, que sería el quinto que estudia el Alto Tribunal en relación con este asunto.

El pleno del Constitucional seguirá hoy con las deliberaciones

Es decir, todavía se espera que se pueda 'pulir' el texto sobre el que se trabaja para que alguno de los magistrados disconformes con él acabe asumiéndolo, con algunas modificaciones.

La labor que se espera es ardua, porque a estas alturas y tras cuatro borradores de resolución, sólo cuatro de los 10 magistrados que se ocupan de resolver el recurso del PP están de acuerdo con la integridad del texto. Son la presidenta del tribunal, María Emilia Casas, además de Eugenio Gay, Pascual Sala y la ponente. El magistrado Manuel Aragón, nombrado a propuesta del Gobierno, se ha alineado con las tesis de sus compañeros conservadores: el vicepresidente del tribunal, Guillermo Jiménez, y los magistrados Vicente Conde, Ramón Rodríguez Arribas, Jorge Rodríguez-Zapata y Javier Delgado.

Elegir una nueva ponente retrasaría aún más la sentencia

Después de tres o cuatro horas de reunión en la mañana de ayer, el Pleno del Alto Tribunal decidió continuar con las deliberaciones hoy para seguir puliendo el texto, en los aspectos más controvertidos, como las referencias a los símbolos nacionales la bandera, la fiesta y el himno y los derechos históricos, que remiten a la consideración de Catalunya como nación, así como el uso preferente del catalán.

Las fuentes consultadas señalaron que Elisa Pérez Vera no tiene ningún plazo para presentar un nuevo borrador sobre el que empezar a trabajar y que también podría, en cualquier momento, renunciar a la ponencia, si considera imposible alcanzar un consenso suficiente para sacar adelante su propuesta.

En ese caso, la presidenta del Constitucional deberá nombrar a un nuevo ponente, preferentemente de la mayoría que se opone al texto, para salvar el problema existente. También podría ocuparse ella misma de la futura sentencia.

En cualquier caso, un cambio de ponente supondría empezar prácticamente de cero las deliberaciones. En un sentencia que ya se ha retrasado mucho. De hecho, en la última apertura del año judicial la presidenta del TC dio como posible el mes de octubre, pero los magistrados volvieron de las vacaciones de verano tan enfrentados como se fueron.

Y el próximo mes de diciembre se cumplirán dos años desde que la presidenta y otros tres magistrados del Constitucional tendrían que haber sido renovados.

Aunque con la composición actual del Alto Tribunal no han sido habituales, los cambios de ponente se han realizado en otras casiones. Se hizo por ejemplo en la sentencia de la Mesa Nacional de Herri Batasuna, en la que el que luego fue presidente del órgano, Manuel Jiménez de Parga, fue sustituido por Carles Viver.