Público
Público

El técnico madridista comienza a encajar piezas para el duelo ante el Sevilla

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El portugués José Mourinho, entrenador del Real Madrid, dirigió hoy el primero de sus cinco entrenamientos para preparar el partido de Liga que jugará el conjunto blanco ante el Sevilla, para el que tendrá que encajar piezas ante las múltiples bajas que tendrá que cubrir en diversas posiciones del campo.

En total, son ocho los jugadores que el domingo no podrán saltar al césped del estadio Santiago Bernabéu. Por lesión, no estarán el brasileño Ricardo Kaká, el argentino Fernando Gago, el polaco Jerzy Dudek, el lateral diestro Sergio Ramos, el delantero argentino Gonzalo Higuaín y el medio Sergio Canales. Por sanción, el brasileño Marcelo y Xabi Alonso se perderán el partido contra el equipo que dirige Gregorio Manzano.

De todas las ausencias, preocupan más las de Marcelo y Xabi Alonso, ya que Sergio Ramos tiene en Álvaro Arbeloa a un sustituto natural. Eso no ocurre con Marcelo. Es el único lateral izquierdo puro de la plantilla, y Mourinho tendrá que hacer un encaje de bolillos para sustituir al brasileño.

Varias son las opciones. Podría optar por colocar a Lass Diarrá en el lateral derecho, una posición que ya conoce el francés, y cambiar de banda a Arbeloa.

Otra opción más natural sería utilizar a algún canterano. El técnico portugués tiene a dos esperando. Son el lateral derecho Daniel Carvajal o el izquierdo Nacho. También Raúl Albiol se postula como candidato a la banda diestra. En Valencia ya actuó como lateral diestro. En ese caso, Arbeloa jugaría en el izquierdo y los centrales serían Pepe y Carvalho.

Para el puesto de organizador Mourinho también debe estar preocupado. Vuelve el alemán Sami Khedira, que no jugó en Zaragoza por sanción. Esa es la única buena noticia, porque sin Xabi Alonso se crea un hueco muy difícil de cubrir. La primera opción podría ser la de Lass Diarra, que podría acompañar a Khedira si Mourinho finalmente no coloca al francés el puesto de lateral.

Si eso ocurriera finalmente, sería Mahamadou Diarra el encargado de distribuir juego junto al centrocampista germano. La última opción sería la de Esteban Granero, que en su etapa en el Getafe pudo llevar las manijas del juego en alguna ocasión acompañado de un experto como Javier Casquero.

Con todas estas dudas ha tenido que comenzar la semana Mourinho. Tiene tres problemas en tres puestos. Hay muchos candidatos y varias soluciones y el portugués tiene la llave para encajar las piezas. Granero, Lass, Arbeloa, Diarrá, Carvajal, Nacho y Albiol esperan que su jefe mueva ficha. Hoy, a puerta cerrada, y sin la mirada de la prensa, comenzó a hacerlo. El Sevilla espera el domingo.