Público
Público

Los técnicos españoles esperan acabar de embalar hoy el tesoro del barco

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los técnicos desplazados a Florida esperan poder acabar hoy su labor de inventariado y embalaje del tesoro rescatado del pecio de la fragata "Nuestra Señora de las Mercedes", para trasladarlo a España cuanto antes.

La subdirectora general de Protección de Patrimonio Histórico de España, Ángeles Alastrué, dijo hoy a Efe que ya se han realizado más de dos terceras partes del trabajo previsto y se "trabaja intensamente" para cumplir con los tiempos trazados antes de viajar a Florida.

El equipo especializado enviado a Sarasota (Florida), compuesto por seis técnicos de diferentes organismos españoles, supervisa todo el trabajo desde que el pasado martes pudieron acceder al tesoro hasta que se embarque en los próximos días rumbo a España.

Los técnicos españoles deben trabajar estos días bajo fuertes medidas de seguridad en un almacén de la empresa Numismatic Guaranty Corporation (NGC), encargada de custodiar las monedas desde que fueron trasladadas a Estados Unidos por la empresa estadounidense de exploraciones marinas Odyssey.

Mientras prosiguen los trabajos de inventariado, se mantiene en en el mayor de los secretos la operación de traslado de las cerca de 17 toneladas de material desde el almacén de la empresa NGC a la base de la Fuerza Aérea de MacDill, en Tampa (Florida), desde donde partirá rumbo a España en dos aviones Hércules.

Un portavoz de la base estadounidense explicó hoy a Efe que todavía se está trabajando en los detalles de la operación con el Gobierno de España y que por "motivos de seguridad" no pueden revelar los mismos.

En el mismo sentido se manifestaron fuentes de la policía judicial estadounidense, encargados de escoltar el convoy que transportará el tesoro rescatado del pecio del navío militar español, algo que presumiblemente se hará de madrugada y que podría realizarse incluso esta misma noche.

Las autoridades españolas consideran que este operativo es "delicado" y han optado por ser especialmente escrupulosos a la hora de informar sobre el traslado por carretera entre el almacén y la base militar, separados por cerca de cien kilómetros.

En la base aérea militar de MacDill estarán esperando las dos aeronaves de la Fuerza Aérea española, que tenían prevista su llegada a la base estadounidense a las 13.30 hora local (18.30 GMT) de hoy, según fuentes del Ministerio de Defensa español.

A pesar del gran volumen de monedas y otros objetos, el equipo técnico sigue trabajando minuciosamente con el cargamento de "Las Mercedes", que incluye además varios lingotes de cobre y estaño, tejidos, fragmentos metálicos y balas de cañón de la nave española.

Cuestionada sobre los diferentes estudios sobre el valor del tesoro, que un experto estadounidense consultado en 2007 por Odyssey tasó en 500 millones de dólares (unos 380 millones de euros), Alastrué aseguró que un "arqueólogo nunca se plantearía un análisis económico de un hallazgo".

"No nos gusta hablar de dinero. Nosotros pensamos en el valor histórico, cultural y patrimonial de las piezas y no hemos hecho una valoración económica" de las 595.000 monedas, entre las que hay más de 200 de oro, dijo.

Las monedas que mejor se conservan son las de oro, metal más resistente que la plata, y se están guardando de manera individualizada en unos contenedores impermeables y reforzados, según explicó.

Las monedas en peor estado de conservación, muchas de las cuales se encuentran en una amalgama y fueron dañadas por la explosión que hundió en 1804 al navío "Nuestra Señora de las Mercedes", serán llevadas a España en grandes contenedores.

La subdirectora general de Protección de Patrimonio Histórico detalló que todavía es difícil calcular cuál es el porcentaje de monedas en buen estado de conservación y sólo se podrá saber con un estudio más detallado, una vez que el cargamento se encuentre en España.

Entonces será cuando técnicos y expertos de diferentes museos españoles participen de este trabajo de restauración, conservación, documentación, catalogación y estudio histórico de las piezas, que puede llevar meses.