Publicado: 15.12.2014 12:29 |Actualizado: 15.12.2014 12:29

La tecnológica Amper se acoge al preconcurso de acreedores

La compañía ha cancelado en menos de seis meses la entrada de varios accionistas que parecían dispuestos a inyectar capital en el grupo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La empresa tecnológica Amper ha anunciado este lunes que se ha acogido al preconcurso de acreedores al no lograr que se materializaran ofertas vinculantes de potenciales inversores con los que el grupo español mantuvo conversaciones para recapitalizar la compañía.

En un comunicado, Amper ha asegurado que "se muestra confiada en su capacidad de llegar a acuerdos en un marco temporal más amplio que el inicialmente fijado con los grupos inversores con los que ha mantenido negociaciones, pero sin descartar otras posibles alternativas a afectos de conseguir (...) un plan de recapitalización" que garantice la continuidad de la actividad industrial del grupo en España.

La compañía ha cancelado en menos de seis meses la entrada de varios accionistas que parecían dispuestos inicialmente a invertir en Amper. En concreto, el pasado mes de julio, la firma canceló la entrada de los fondos estadounidenses Slon Capital en su capital ante las dificultades de las partes para llegar a un punto de acuerdo sobre la ejecución de la oferta en "las condiciones a que se había sujetado la eficacia de la misma". Además, el 2 de diciembre Amper comunicó que Sherpa Capital había decidido no asegurar los 20 millones de euros de la ampliación de capital que el grupo quiere poner en marcha para reestructurar su deuda y que había conseguido un aplazamiento de crédito con sus acreedores para buscar alternativas. En aquel momento, el grupo tecnológico dijo que se encontraba en negociaciones todavía con otros dos inversores

El presidente de Amper, Jaime Espinosa de los Monteros, alcanzó un acuerdo en marzo para comprar al Grupo Veremonte, en manos del empresario Enrique Bañuelos, su participación del 20% en el grupo español.

A mediados de octubre, dentro de su proceso de refinanciación, Amper vendió al grupo Thales un 51% de su filial de programas de electrónica y comunicaciones por cinco millones de euros.

La deuda financiera del grupo a septiembre ascendía a 118,48 millones de euros. La figura de preconcurso da a una empresa tres meses (prorrogable en uno más) para negociar con los acreedores antes de acogerse al concurso.

Las acciones de Amper, que han sido suspendidas de cotización esta mañana antes de la apertura de los mercados, han regresado al parqué con una caída de alrededor del 20%.