Público
Público

Teherán enriquecerá al 20 por ciento el uranio que necesite, reitera Ahmadineyad

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El presidente iraní, Mahmud Ahmadineyad, criticó hoy de nuevo la resolución de condena emitida por el Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA) contra Irán y confirmó que Teherán enriquecerá al 20 por ciento por ciento todo el uranio que pueda necesitar.

En un desafiante discurso en la ciudad de Isfahan (centro de Irán), el presidente iraní repitió la palabras pronunciadas anoche durante una entrevista con la televisión estatal y aseguró que la República Islámica considera cerrada la negociación nuclear y no teme ni las sanciones ni un eventual ataque militar

"Hemos pedido uranio enriquecido al 20 por ciento, que, de acuerdo con las normas del OIEA, debería sernos entregado. Sin embargo, se han negado a ello", afirmó.

"Dios mediante, Irán producirá su propio combustible enriquecido al 20 por ciento", agregó Ahmadineyad, cuyas palabras citó la televisión estatal por satélite PressTV.

Rusia, Estados Unidos y Francia ofrecieron a mediados de octubre a Irán una acuerdo para enviar su uranio al 3,5 por ciento al exterior y recuperarlo tiempo después enriquecido al 20 por ciento, en las condiciones que dice necesitarlo para mantener operativo el reactor nuclear que tiene en la capital.

El régimen iraní, que ha admitido que la citada planta se quedará sin combustible en 2010, ha rechazado la propuesta porque en su opinión no ha recibido garantías suficientes.

En conflicto se agudizó el pasado 27 de noviembre, después de que 25 de los 36 países que integran la Junta de Gobernadores del OIEA consensuaran un documento de condena contra Irán por la opacidad de su programa nuclear y por no haber informado a tiempo de que construye una nueva central de enriquecimiento.

A este respecto, Ahmadineyad volvió a recalcar hoy que "el OIEA ha aprobado una resolución ilegal... gracias a la presión de unos pocos y superficialmente poderosos países".

El presidente iraní ya había criticado anoche la iniciativa de la Junta de Gobernadores y había señalado en particular a Rusia, país al que advirtió que había "cometido un enorme error" por no haber sabido analizar la coyuntura internacional.

En este sentido, Ahmadineyad insistió hoy en que para el régimen iraní, la controversia nuclear ha quedado finiquitada y no existe más necesidad de diálogo.

"Irán no hará concesiones a nadie y en ningún momento renunciará a sus derechos legítimos. Para nosotros es un asunto cerrado", subrayó Ahmadineyad antes miles de personas que durante el discurso gritaron "muerte a Israel", "muerte a EEUU".

Nada más conocer la resolución de la Junta de Gobernadores del OIEA, Teherán anunció que reduciría su cooperación con el citado organismo dependiente de la ONU.

Anoche, Ahmadineyad aclaró que esa colaboración será mínima, y explicó que se limitará a aplicar únicamente y de forma estricta la ley.

Como segunda medida, el Gobierno iraní reveló el domingo que pretende construir otras diez plantas de enriquecimiento de uranio en diversas partes del país para generar su propio combustible nuclear.

En la entrevista televisada anoche, Ahmadineyad precisó que dichas plantas se levantarían en diversas zonas del país para evitar posibles ataques y que serán dotadas con centrifugadoras de avanzada generación.

Este miércoles, en Isfahan volvió a reiterar que la República Islámica no teme ataque alguno y que Israel carece de la capacidad para frenar "ni siquiera un ápice" el sospechoso programa nuclear de Irán.

"El régimen sionista y aquellos que lo apoyan no pueden hacer nada para detener el desarrollo de Irán... ni siquiera en sueños", concluyó entre aclamaciones de los asistentes.

Gran parte de la comunidad internacional, con estados Unidos e Israel a la cabeza, acusan a Irán de ocultar, bajo su programa nuclear civil, otro de naturaleza clandestina y aplicación bélica cuyo objetivo sería la adquisición de armas atómicas.