Público
Público

Teherán espera que Rusia ponga en funcionamiento la central de Bushehr en 2 ó 3 meses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Irán aseguró hoy que espera que Rusia cumpla con sus compromisos y ponga en funcionamiento en un plazo de dos o tres meses la primera central nuclear del país (Bushehr), que ingenieros rusos construyen a orillas del Golfo Pérsico.

"Espero que en dos o tres meses, como nos han prometido nuestros socios rusos, la planta de Bushehr comience a operar", señaló Sayed Mahmud Sadzhadi, embajador iraní en Moscú, a las agencias rusas.

El diplomático reconoció que "hubo problemas en el pasado, pero en estos momentos las obras de construcción van por buen camino".

Bushehr debería haber comenzado a funcionar este año, pero en noviembre pasado Rusia anunció que aplazaba la puesta en marcha de la planta hasta el próximo año, sin explicar los motivos.

Seguidamente, el consorcio estatal ruso Atomstroyexport envió una delegación a Teherán para tranquilizar a las autoridades iraníes y confirmarles que la construcción de la central está en su fase final.

En respuesta, las autoridades iraníes advirtieron a Rusia de que los continuos retrasos en Bushehr alimentaban la desconfianza entre ambos países.

Las obras de construcción de la planta, que expertos rusos construyen con el beneplácito del Organismo Internacional de la Energía Atómica (OIEA), se han visto salpicadas en los últimos años por numerosos retrasos, debido a los impagos iraníes y las suspicacias entre las Cancillerías occidentales de que el programa nuclear iraní incluye una vertiente militar.

Por otra parte, el embajador iraní acusó hoy a "Estados Unidos y a una serie de países europeos de presionar" a Rusia para que apoye las sanciones internacionales contra Teherán en el consejo de seguridad de la ONU.

"Rusia no cree en sanciones. Cree en el diálogo político y los debates. Nosotros mantenemos conversaciones con nuestros socios rusos y ellos entienden nuestras posiciones", dijo.

Fuentes diplomáticas rusas informaron recientemente de que no bloquearían la adopción de sanciones internacionales contra Irán por su controvertido programa nuclear si se forja un consenso entre las principales potencias.

Hasta ahora, Rusia y China se han negado siempre a respaldar las sanciones contra Irán en el Consejo de Seguridad de la ONU, del cual son miembros permanentes junto con Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia.

El embajador también apuntó que su país no cree que a Israel se le ocurra lanzar un ataque contra Irán: "Creo que en Israel hay gente con sentido común, que no tomaría tal riesgo".

"Estamos en condiciones de responder a las amenazas. Si EEUU e Israel consideraran que no podemos responder como es debido a una agresión, ya nos habrían atacado mucho antes. La razón es que saben que podemos defendernos", dijo.