Público
Público

Teherán indica que sólo aceptará ceder el uranio por partes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Irán aceptará enviar al exterior su uranio si el acuerdo que negocia con Francia, Rusia y EEUU permite despacharlo de forma fragmentada, adelantó hoy el presidente de la Comisión de Seguridad Nacional y Asuntos Exteriores del Parlamento iraní, Aledin Borujerdi.

En declaraciones divulgadas por la agencia de noticias local Ilna, el diputado señaló que la opción preferida de Irán es aún la compra del combustible nuclear pero que si el acuerdo final es ceder el uranio para el enriquecimiento en el exterior, Teherán dividiría en varias tomas los envíos.

"Entregaríamos al país designado parte del uranio enriquecido al 3,5 por ciento que tenemos y, una vez que lo recibiéramos al 20 por ciento, entregaríamos otra parte del uranio al 3,5 por ciento", explicó.

"Es decir, no todo el combustible que tenemos sería entregado de una sola vez", precisó.

En la misma dirección se mostró la televisión oficial en árabe "Al Alam", que aseguró que Irán pretende introducir "cambios muy importantes" en la propuesta ofrecida la semana pasada en Viena por Estados Unidos, Francia y Rusia.

Las tres naciones sugirieron a Irán que cediera el uranio que almacena para que sea enriquecido en otro país -concretamente en Rusia- a cambio de recuperarlo enriquecido al porcentaje que necesita para alimentar su reactor nuclear en Teherán.

Desde entonces, políticos y medios de comunicación iraníes se han enzarzado en un cruce de opiniones divergentes.

El presidente del Parlamento iraní, Ali Lariyani, afirmó el pasado fin de semana que la comunidad internacional quería "aprovecharse" de Irán y que no existía base legal para el acuerdo.

Sin embargo, el ministro iraní de Asuntos Exteriores, Manoucher Mottaki subrayó que las dos opciones estaban aún sobre la mesa y que Irán podría ceder al exterior parte del uranio enriquecido que no necesita.

Fuentes europeas cercanas a la negociación han señalado que el objetivo del acuerdo es reducir el temor a que Irán pueda desviar en el futuro parte de su uranio a un programa bélico clandestino cuyo objetivo sería ensamblar una bomba nuclear o armar ojivas nucleares para instalar en misiles.

Según los expertos, se calcula que Irán almacena unos 1.500 kilogramos de uranio enriquecido en la planta de Natanz, en el centro del país.

De acuerdo con la propuesta, Irán debería entregar 1.200 kilogramos de ese combustible a Rusia para recuperarlo tiempo después enriquecido al 20 por ciento.