Público
Público

Telecinco se hace con el control de Cuatro

La empresa de Berlusconi también compra a Sogecable el 22% de Digital +

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Lastrado por una deuda que ronda los 5.000 millones de euros y la aguda crisis publicitaria que afecta al sector televisivo, el grupo Prisa no ha tenido más remedio que capitular y dejar en manos de Telecinco, controlada en última instancia por el primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, el timón de su televisión en abierto, Cuatro.

La operación, que según fuentes del sector se habría precipitado tras conocerse la existencia de “conversaciones avanzadas” entre La Sexta y Antena 3 de cara a una posible fusión, supondrá en la práctica la creación del primer gran operador de televisión de la era digital, que controlará en el futuro ocho canales de TDT y sumaría ahora un 23% de la audiencia.

Pero también conduce a la desaparición de Prisa como uno de los actores importantes de la televisión en abierto, ya que su participación en la futura Telecinco ascenderá sólo al 18,37% tras recibir 550 millones por Cuatro en acciones de la nueva sociedad. Pese a la absorción, Cuatro mantendrá denominación e identidad diferenciada.

Al mismo tiempo, Telecinco entra también en el capital de la plataforma de pago Digital+, de la que ostentará un 22%, una cuota algo superior a la de Telefónica, que a finales de noviembre compró otro 21% por 470 millones. El importe de la venta de Digital+ se ha establecido sobre un valor de los activos de 2.350 millones de euros, lo que supone que Telecinco pagará a Prisa unos 517 millones en metálico por su participación.

Fuentes conocedoras de la operación indicaron ayer a Público que la estructura directiva de Telecinco se mantendrá tras la absorción de Cuatro, con su presidente, Alejandro Echevarría, y su consejero delegado, Paolo Vasile, a la cabeza. No obstante, se incorporarán dos consejeros de Prisa. En el caso de los órganos de gobierno de Digital+, Telecinco tendrá una presencia proporcional a su participación.

La línea editorial

Al tratarse al fin y al cabo de empresas de comunicación de origen y filosofía muy diferentes, el control de la línea editorial reviste especial importancia. En este sentido, según las citadas fuentes, ambas partes han pactado que el grupo del diario El País mantenga durante un año el control de los informativos de Cuatro. Una vez acabado ese plazo, serán los actuales responsables de Telecinco los que marquen la línea a seguir.

Fuentes de Prisa explicaron ayer que desde el punto de vista de la orientación ya existía “sintonía” entre ambos grupos y que la influencia directa de Berlusconi a través de Mediaset, accionista de referencia de Telecinco, será “relativa” y quedará “diluida” tras la ampliación de capital prevista en el acuerdo. Según algunas fuentes, Berlusconi, que en septiembre lanzó un duro ataque contra El País tras la publicación de las polémicas fotos de las velinas, ya habría anticipado entonces a José Luis Rodríguez Zapatero, en su famosa casa de Villa Certosa, sus planes para hacerse con Cuatro.

La operación, cuyos detalles se concretarán en los próximos dos meses, amplía asimismo la presencia del capital de origen italiano en los medios de comunicación españoles, otro de cuyos exponentes es RCS, accionista mayoritario de Unedisa, la empresa editora de El Mundo.

Por su parte, el Gobierno expresó ayer, a través de la vicepresidenta María Teresa Fernández de la Vega, su “máximo respeto” tanto a esta operación como a la que afecta a La Sexta y Antena 3, que de prosperar configurará el otro gran operador audiovisual. En este sentido, Jaume Roures, responsable de Mediapro, empresa accionista a su vez de La Sexta, indicó ayer en la emisora RAC1 que la negociación entre ambas partes “ha avanzado muchísimo”. “El camino que se ha hecho es suficientemente bueno como para ser optimista a corto plazo”, dijo.

Referente audiovisual en España, basa su oferta en la programación de series de ficción nacional y extranjera y una batería de espacios de producción propia en directo, donde destacan los programas del corazón, debates y reality shows. En 2007 Telecinco adquirió Endemol, una de las mayores productoras a nivel mundial con presencia en más de 25 países. Desde el inicio de la temporada 2009, Telecinco ha ampliado sus contenidos con los canales digitales LaSiete y Factoría de Ficción, de cara al definitivo apagón analógico en abril de 2010.

Es la cadena de televisión en abierto de ámbito nacional propiedad de Sogecable. Desde su nacimiento en 2006, cuando se abandonó la denominación de Canal+, ha creado un estilo televisivo propio y ha conseguido 8,3 puntos de audiencia acumulada en este año y una cuota del 10,8%.