Público
Público

Las telecos de EEUU piden participar en los planes de ayuda

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las empresas de telecomunicaciones que compiten por una financiación de 7.200 millones de dólares (unos 5.500 millones de euros) para la expansión de la banda ancha han pedido a los órganos reguladores que permitan a las compañías que ya tienen licencias gubernamentales solicitar esas ayudas.

todavía sin definir - que decidirán cómo repartirán el dinero los reguladores.

El Departamento de Comercio de Estados Unidos distribuirá la mayoría de la financiación incluida en el paquete de estímulo de la Administración Obama, valorado en cerca de 800.000 millones de dólares. La parte para banda ancha aspira a llevar esta tecnología a lugares con mala conexión o sin ella.

"Si queremos llegar a tener disponibilidad de banda ancha omnipresente, tenemos que utilizar todas las armas disponibles y el sector privado debería ser parte de ello", dijo Curt Stamp, presidente de la Alianza Independiente de Telefonía y Telecomunicaciones, en un encuentro público sobre el programa.

Stamp también hablaba en nombre del más amplio sector de red móvil, telefonía y sector de cable, que forman una coalición del sector a mayor escala.

Pero el Estado y los grupos de consumidores señalaron que el listón para determinar la aptitud del sector privado debería ponerse más alto, lo que incluiría un registro del apoyo que prestan a las comunidades locales y el trabajo conjunto con los gobiernos de los estados.

Los estados, los gobiernos locales y las empresas sin ánimo de lucro podrán pedir las ayudas, pero las empresas privadas tendrán que demostrar que sus proyectos sirven al interés público, un criterio que aún tienen que definir los órganos reguladores.

"Si sólo con tener una licencia se lograran los objetivos, tendríamos banda ancha disponible en todas partes y sería asequible", dijo Betty Anne Kane, directora de la comisión de servicios públicos del distrito de Columbia.

Probablemente serán las operadoras pequeñas y medianas con acceso a las áreas rurales las que pedirán una financiación, según los analistas de Wall Street, y entre ellos estarían CenturyTel, Windstream y Frontier Communications.

Sasha Meinrath, una experta en tecnología del grupo por el interés público New America Foundation, señaló que los beneficios serían un producto derivado del programa, no el objetivo final de este paquete de estímulo.

"Desde luego no queremos otro subsidio para las operadoras que han fallado a la hora de ofrecer (la banda ancha) a los lugares con mala conexión o sin ella", dijo Meinrath en el pasado.