Público
Público

Las telecos se preparan para un cambio electoral en EEUU

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Una contundente victoria de los demócratas en las elecciones al Congreso de Estados Unidos el martes podría facilitar el camino a los cambios en la política de Internet que espera Google para prohibir a los proveedores de Internet excluir ciertos contenidos de la Red.

La cuestión de la "neutralidad" enfrenta a los Proveedores de Servicios de Internet (ISP, por sus siglas en inglés) como Comcast y AT&T con compañías de contenidos como Google y Microsoft.

"Probablemente, la cuestión que asusta más a la industria de un Gobierno demócrata es la regulación de Internet", dijo en un discurso en Washington hace unos días Dan Hesse, consejero delegado de Sprint Nextel.

Los precios para la televisión por cable, la publicidad en Internet, la privacidad y otras cuestiones progresarán probablemente si los demócratas obtienen más escaños en el Congreso, tal y como se espera. Además, una victoria del candidato presidencial demócrata Barack Obama añadiría más fuerza al proceso y daría a los demócratas una mayoría en la Comisión Federal de las Comunicaciones (FCC, por sus siglas en inglés).

Obama apoya a los partidarios de la neutralidad, que dicen que no se debería permitir a los ISP discriminar contra ciertos tipos de tráfico en Internet que requieren más ancho de banda, como la descarga de películas, o directamente bloquear ciertos contenidos.

Pero los proveedores de servicios en la Red dicen que una implicación gubernamental en Internet supondría su nacionalización y que necesitan adoptar los pasos razonables para controlar el tráfico. El candidato presidencial republicano John McCain se opone a la neutralidad.

Este año una ley que establecía algunos requisitos de red no consiguió la aprobación en el Congreso, y Comcast demandó a la FCC acusándola de excederse en su autoridad al determinar que la compañía violó los principios de neutralidad al bloquear ciertas aplicaciones.

McCain encabezó el poderoso Comité de Comercio del Senado durante varios años a partir de finales de los 90. Fue el único republicano de esta Cámara que votó en contra de una ley que exigía a las grandes compañías de telefonía que alquilasen sus redes a sus rivales para fomentar la competencia.

Además patrocinó una ley que habría quitado a la FCC la capacidad de frenar las fusiones de las telecos que no fueran del interés público.

"En general, McCain está del lado de las compañías de telecos", dijo Nicholas Thompson, integrante de la New America Foundation y colaborador de la revista Wired, que escribió un artículo recientemente que comenzaba "John McCain es un tío de AT&T, Barack Obama es un tío de Google".

Ciertamente los donantes asociados con AT&T fueron el séptimo mayor bloque donante de McCain en este ciclo electoral, y los relacionados con Google fueron los quintos principales contribuyentes para Obama según el Centro para la Política Sensible, que sigue el gasto político.