Público
Público

Telefónica abre otra guerra de tarifas en la telefonía móvil

Busca recuperar la pérdida de mercado por la crisis

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Telefónica está sufriendo en España. Los clientes se han vuelto totalmente infieles con la crisis, buscan la tarifa más barata y no hay teléfono que los retenga. El operador dominante ha pasado de tener una cuota de mercado en telefonía móvil del 43,58% a finales de 2009 a verla reducida al 40,65% en el pasado mes de agosto, último dato facilitado por la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT). En el mercado de acceso a internet a través de la red fija la situación es aún más grave. Telefónica ha pasado, en el periodo citado, de contar con el 55,04% de los clientes a ver reducida su cuota al 30,11%. Los operadores alternativos se están llevando el gato al agua. Toca cambiar radicalmente el paso, darse la vuelta como un calcetín. La guerra de tarifas se recrudece.

Telefónica ha hecho una consulta entre los consumidores y la primera petición que ha recibido no podía ser más específica: 'Nos gustaría que bajaseis los precios', han dicho los clientes, según reconoció el nuevo presidente de Telefónica de España, Luis Miguel Gilpérez.

El éxito de sistemas como WhatsApp hace que regale sms ilimitados

Con esa filosofía, la compañía que preside César Alierta ha preparado un nuevo esquema de tarifas que, asegura, 'ha sido diseñado por los propios clientes' en sesiones de trabajo y que entrarán en vigor el próximo 10 de noviembre.

Son tarifas para clientes con contrato de móvil pero incluyen una oferta para fidelizar a los de ADSL. Un consumo mínimo al mes más bajo (de nueve a seis euros), tarifas más claras para los que sólo quieran hablar (con paquetes de minutos de 15 a 35 euros al mes) y para quienes contraten una tarifa plana de internet, mensajes cortos (sms) gratis sin límite de cantidad. Lo que no consiguió ni Europa ni la competencia entre operadores lo han conseguido servicios de mensajería instantánea como WhatsApp con su éxito. Las compañías de móvil empiezan a renunciar a ese ingreso a cambio de lograr un pago fijo al mes para acceder a internet a través del móvil. Y eso que los sms han llegado a estar más caros dentro de España que si el mensaje se enviaba estando de viaje por cualquier país de la Unión Europea, donde los precios tienen un tope fijado por Bruselas. Lo que sigue sin bajar es el establecimiento de llamada, anclado en los 15 céntimos de euro desde tiempos inmemoriales.

Para fidelizar a los clientes de ADSL, Telefónica ofrece una rebaja de cinco euros al mes en las tarifas planas de móvil a quien contrate o tenga ambos servicios. El 65% de los clientes de ADSL de Telefónica tiene el móvil contratado también con la operadora.

El grupo reducirá el número de teléfonos móviles subvencionados

Con esta nueva filosofía centrada en las tarifas, Telefónica hará una estrategia menos ligada a la subvención de teléfonos en todos los países en los que presta servicio. Su catálogo de 270 terminales móviles pasará a ser de cien de forma inmediata. La compañía se plantea eliminar las obligaciones de permanencia ligadas a los teléfonos.